• Regístrate
Estás leyendo: Mercado negro de tarjetas del Metro: Por $60, $120 de saldo
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 18:13 Hoy

Mercado negro de tarjetas del Metro: Por $60, $120 de saldo

Las ventas se acuerdan en Facebook y es posible conseguir desde una sola tarjeta hasta más de 100.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

"Tarjetas de Metro/MB con $120 de saldo en $60" es el mensaje con el que se anuncia en Facebook la venta ilegal de tarjetas para el Sistema de Transporte Colectivo de la Ciudad de México. 

A cambio de 55 o 60 pesos y un "plástico" vacío, cualquier persona puede comprar una tarjeta con 120 pesos de saldo, que según pudo comprobar MILENIO, funciona como cualquiera que haya sido adquirida en las taquillas o máquinas expendedoras del Metro, Metrobús o Tren Ligero.

Uno de los lugares en donde se promocionan estas tarjetas es "El Tianguis de UPIICSA [OFICIAL]", un grupo de Facebook no oficial en el que la comunidad estudiantil puede vender y comprar desde postres hasta celulares.

Las ventas no se acuerdan con discreción ni pretenden hacerlo, pues se realizan en conversaciones públicas en las que se definen detalles como la cantidad de tarjetas, el precio y el lugar de entrega. 

Incluso, algunos vendedores proporcionan un número para comunicarse vía WhatsApp.

Ejemplo de publicación en un grupo de Facebook.

De acuerdo con las publicaciones, gran parte de los intercambios se realizan dentro de las instalaciones del centro de estudios o en los alrededores del campus, en un horario que va desde las 9:00 horas hasta las 20:00 horas.

A MILENIO le bastó con intercambiar un par de mensajes vía Facebook para contactar a una vendedora y adquirir dos tarjetas.

La compra se realizó en la cafetería ubicada frente al edificio de Gobierno de UPIICSA, poco después de las nueve de la mañana, y aunque en el lugar había mucha gente, nadie prestó atención a la venta de tarjetas.

En menos de cinco minutos, una vendedora sacó de su mochila decenas de tarjetas sujetadas con un par de ligas, recibió 120 pesos y dos "plásticos" vacíos. A cambio, el comprador obtuvo dos tarjetas con 120 pesos de saldo cada una, listas para usarse. 

Las publicaciones que promocionan estas ventas suelen venir acompañadas de imágenes en las que se muestra la mercancía.

En otras aparecen mensajes de "precio especial a mayoristas".  La ganga consiste en vender las tarjetas por un precio de 50 pesos y aplica en la compra de por lo menos diez plásticos.

Ejemplo de publicación en un grupo de Facebook.

Iniciar en el negocio tampoco parece difícil. MILENIO contactó a uno de los vendedores y al preguntar cómo se puede vender, respondió: "tú puedes vender por tu parte, sólo que tienes que buscar un buen proveedor; que te las dé baratas, como yo lo puedo hacer".

El precio ofrecido fue de 40 pesos por cada tarjeta al adquirir por lo menos cien.

La venta de tarjetas no es exclusiva del grupo de Facebook ya mencionado. Otros, como "UPIICSA [Comunidad Politécnica]", "ESCA Unidad Santo Tomás", "Comunidad FES ACATLÁN (alumnos)" y "ESCOM", también incurren en estas publicaciones.

Años de negocio

"El Tianguis de UPIICSA [OFICIAL]" registra la primera publicación relacionada con este tipo de ventas el 13 de diciembre de 2016; sin embargo, el mercado negro de tarjetas del Sistema de Transporte Colectivo de la Ciudad de México no es algo nuevo y podría haber surgido cuando aumentó la tarifa del Metro, a finales de 2013, que pasó de 3 a 5 pesos.

"Haciendo cuentas, yo empecé (a comprar) en 2013. Me las vendían en 60 pesos con 200 (pesos) de saldo", relató a MILENIO, Óscar, un comerciante de Tepito que durante dos años compró mensualmente alrededor de cien tarjetas para sus amigos y familiares más cercanos.

Asegura que nunca hizo negocio con ellas y que sólo las conseguía para uso personal. 

"Yo nos las revendía como tal, yo sólo las conseguía para uso de nosotros", dijo, pero reconoció que de haberlo hecho hubiera sido un buen negocio. "El cuate que las vendía se fue a Brasil en el Mundial de 2014, con lo que ganaba de las tarjetas", recordó.

De acuerdo con este comerciante, la persona que las vendía en Tepito "era revendedor, había alguien atrás que vendía más. (El vendedor) tenía un contacto adentro del Metro que le pasaba los puros plásticos y por fuera tenían el programa para aumentarles el saldo".

Óscar dejó de comprar en 2015, cuando su contacto detuvo su venta, "primero porque dijeron que se descompuso el programa, después volvieron a haber otra vez y empezaron a publicarlas en internet y fue cuando hicieron investigaciones", recordó. 

En abril del año pasado la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México (Semovi) informó de la detención de 14 personas que ofrecían en redes sociales tarjetas con viajes ilimitados a mil pesos cada una.

​GGA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.