Familiares de médicos desaparecidos piden renuncia de fiscal

Familiares de cuatro trabajadores de la Secretaría de Salud desaparecidos desde el 19 de junio niegan que los cuerpos hallados en Santa Bárbara sean de sus parientes.
Romualdo Hernández Alvines, tio del médico Marvin Ortega Hernández, solicitó que el gobierno estatal ya deseche la posibilidad de que los cuatro cuerpos encontrados en Santa Bárbara, municipio de Chilpancingo, sean los cuatro profesionistas desaparecidos en el rumbo de Xolapa.
Romualdo Hernández Alvines, tio del médico Marvin Ortega Hernández, solicitó que el gobierno estatal ya deseche la posibilidad de que los cuatro cuerpos encontrados en Santa Bárbara, municipio de Chilpancingo, sean los cuatro profesionistas desaparecidos en el rumbo de Xolapa. (Rogelio Agustín)

Guerrero

Familiares de cuatro trabajadores de la Secretaría de Salud desaparecidos desde el 19 de junio, acudieron a las instalaciones del Congreso local para solicitar la destitución del titular de la Fiscalía General del Estado, Miguel Angel Godínez Muñoz, pues niegan que los cuatro cuerpos encontrados en Santa Bárbara sean sus seres queridos.

La tarde del lunes 29 de junio, representantes de los cuatro profesionistas desaparecidos en la zona rural de Acapulco se presentaron en las instalaciones del Congreso local para solicitar una audiencia con la Comisión de Gobierno.

Romualdo Hernández Alvines, tio del médico Marvin Ortega Hernández, solicitó que el gobierno estatal ya deseche la posibilidad de que los cuatro cuerpos encontrados en Santa Bárbara, municipio de Chilpancingo, sean los cuatro profesionistas desaparecidos en el rumbo de Xolapa.

"Entraron a revisar el Semefo algunos padres, esposas y hermanos; gente que los conoce muy bien y ninguno de los cuerpos que nos mostraron corresponde a las características de nuestros familiares", apuntó el académico de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro).

Carlos Mejía Salgado, hermano del licenciado en administración, Julio César Mejía, detalló que los desaparecidos son jóvenes delgados, sin tatuajes y de estaturas promedio, en tanto que los cadáveres de Santa Bárbara miden mínimo 1.80, con tatuajes y robustos.

La noche del 27 de junio, los familiares se reunieron en Acapulco con el fiscal general Miguel Angel Godínez Muñoz y le remarcaron que los cuerpos no corresponden a sus familiares, sin embargo, la FGE el domingo 28 difundió un comunicado en el que sostuvo que la identidad estaba confirmada con base a muestras científicas.

Por esa razón, los familiares demandaron al Congreso la destitución del fiscal, porque pretende cerrar el caso sin tener prueba plena de su versión sobre los cadáveres, de tal suerte que reclamaron la intervención de la PGR y de la Unidad de Investigación Científica de la Policía Federal (PF).