En Semefo alteraron medidas de cuerpos de médicos: fiscal de Guerrero

Miguel Ángel Godínez dijo que un cuerpo que medía 1.75 metros lo reportaron de 1.80, por lo que investigan a algunos trabajadores del Semefo; además citó a declarar al secretario de Salud estatal.
Miguel Ángel Godínez, fiscal de Guerrero.
Miguel Ángel Godínez, fiscal de Guerrero. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

La Fiscalía General de Guerrero investiga a empleados del Servicio Médico Forense de Chilpancingo por irregularidades en el caso de los cuatro trabajadores de la Secretaría de Salud estatal que desaparecieron el 19 de junio pasado.

Además, citó a comparecer al secretario de Salud estatal, Edmundo Escobar Habeica.

El fiscal Miguel Ángel Godínez dijo que están bajo investigación varios trabajadores del Servicio Médico Forense (Semefo) de Chilpancingo, ya que hubo una evidente alteración en las medidas de los cuerpos que fueron identificados como los de los dos médicos y dos licenciados desaparecidos en Tierra Colorada.

Dijo, por ejemplo, que se reportó que un cuerpo medía 1.80 metros y en realidad mide 1.75, lo que provocó que los familiares rechazarán la identificación del cuerpo y pidieran que la Procuraduría General de la República realizara nuevas pruebas de ADN.

El fiscal de Guerrero informó que el secretario de Salud del estado ya presentó una declaración por escrito, pero hubo algunas quejas de parte de los familiares de los cuatro empleados desaparecidos,

"En la Fiscalía no vamos a permitir que se juegue con los sentimientos de las personas", aseguró.

También dijo que se investiga a todo el cuerpo de seguridad que operaba en la zona en que apareció el vehículo de los profesionistas, pues ya no están desempeñándose en el área, pero está comprobado que un policía estatal se quedó con el celular de una de las víctimas.

El 19 de junio pasado desaparecieron en la zona rural de Acapulco los médicos Marvin Hernández Ortega y Raymundo Tepeque Cuevas, junto con José Osvaldo Ortega Saucedo, licenciado en administración de empresas, y Julio César Mejía Salgado, licenciado en turismo.

Cinco días después, los cuerpos de los cuatro hombres fueron encontrados en la comunidad de Santa Bárbara. La Fiscalía los identificó como los cuatro desaparecidos.