Las cartas de no antecedentes y los doctores desaparecidos en Guerrero

Dos doctores y dos licenciados fueron a tramitar su carta de no antecedentes penales a Chilpancingo; los cuatro se regresaron en un solo auto, pero desaparecieron en el camino; la fiscalía afirma ...
Los cuatro profesionistas desaparecieron el viernes 19 de junio luego de ir a hacer trámites a Chilpancingo.
Los cuatro profesionistas desaparecieron el viernes 19 de junio luego de ir a hacer trámites a Chilpancingo. (Tomada de Facebook)

Ciudad de México

La carta de no antecedentes penales estaba entre los requisitos para que el doctor Marvin Hernández Ortega, de 31 años, consiguiera su base en el Hospital Básico Comunitario de Petatlán, Guerrero, que pertenece a la Secretaría de Salud estatal.

Su colega y amigo, Raymundo Tepeque Cuevas, tenía que hacer el mismo trámite.

El 19 de junio, los médicos viajaron juntos a la capital del estado, Chilpancingo, en el Seat Ibiza gris, modelo 2014, de Marvin, pero ya no regresaron.

En Chilpancingo, los médicos se encontraron con sus amigos José Osvaldo Ortega Saucedo, licenciado en administración de empresas; y con Julio César Mejía Salgado, licenciado en turismo, quienes también trabajan en la Secretaría de Salud de Guerrero y harían el mismo trámite.

Cinco días después, los cuerpos de los cuatro hombres fueron encontrados en la comunidad de Santa Bárbara, de acuerdo con la fiscalía de Guerrero.

En entrevista, Sarita Palma, pareja de Marvin, narra que el día que el médico se fue a Chilpancingo, se comunicaron por mensajes.

"Me mandó unas fotos del trámite que estaba haciendo", dijo Sarita, quien conoció a Marvin hace nueve años cuando fueron residentes en el mismo hospital.

Sarita cuenta que cuando hacían la residencia, se enamoraron y se fueron a vivir juntos. Ambos tienen el título de médicos cirujanos y trabajan para la Secretaría de Salud de Guerrero. Sarita ya tiene la base.

"Él todavía no era de base, a eso fue a Chilpancingo, a hacer trámites, lo que es la papelería para la formalización de la segunda etapa que está realizando por parte del sindicato", dijo.

De acuerdo con Sara, Marvin les dio aventón a sus tres amigos para regresar a casa, pero "lo último que supimos fue que en Tierra Colorada se detuvieron porque un doctor Dante, un compañero de ellos, les pidió que le ayudaran a arreglar un salón para un evento que iba a hacer el sábado en el día".

Sarita no recuerda el nombre del doctor Dante, pero afirma que ya habló con él: "dice que no fue mucho tiempo (el que estuvieron con él), que salieron como a las 7:30 de la noche y después tomaron la carretera libre porque iban a dejar a Osvaldo en su colonia. Vive en San Antonio".

De ahí, el doctor Dante y Sarita perdieron contacto con ellos. Los cuatro trabajadores de la Secretaría de Salud no llegaron a su destino. Sarita dice que los familiares de Osvaldo estuvieron preguntando por él y no llegó.

El auto Ibiza de Marvin fue encontrado abandonado en la carretera federal Chilpancingo-Acapulco, a la altura del poblado de Xolapa.

Romualdo Hernández Alvinez, tío de Marvin, dijo que la fiscalía le informó que el auto tenía un disparo de un arma calibre 22.

El 24 de junio, la Fiscalía General de Guerrero informó que los cuerpos de cuatro hombres fueron hallados en avanzado estado de putrefacción, en la comunidad de Santa Bárbara, en el municipio de Chilpancingo.

Ayer la fiscalía informó que los cuatro cuerpos corresponden a los trabajadores de la Secretaría de Salud, desaparecidos entre Tierra Colorada y la zona rural de Acapulco.

Argumentó que a los cadáveres se les tomaron muestras biológicas para establecer su perfil genético, al igual que a los familiares de los cuatro desaparecidos. Dijo que para no generar dudas de los parientes, los resultados los contrastará con la PGR.

Sin embargo, hoy los familiares de los cuatro desaparecidos pidieron la renuncia del fiscal Miguel Ángel Godínez Muñoz y negaron que los cadáveres pertenezcan a sus parientes.

Carlos Mejía Salgado, hermano de Julio César Mejía, detalló que los desaparecidos son jóvenes delgados, sin tatuajes y de estaturas promedio, en tanto que los cadáveres de Santa Bárbara miden mínimo 1.80, con tatuajes y robustos.

_______________________________

Con información de Rogelio Agustín