Ya basta de tantos asesinatos: obispo de Altamirano

"Sabemos que vivimos momentos de violencia, que a pesar de tanta vigilancia siguen ocurriendo sucesos trágicos que consternan a todo el pueblo de Dios", dijo Maximino Martínez.
El obispo de Ciudad Altamirano, Maximino Martínez Miranda.
El obispo de Ciudad Altamirano, Maximino Martínez Miranda. (Rogelio Agustín Esteban)

Guerrero

¡Ya basta de tantos asesinatos!, dijo el obispo de Ciudad Altamirano, Maximino Martínez Miranda, después del secuestro y asesinato del sacerdote Gregorio López Gorostieta.

En la Diócesis de Altamirano, Martínez Miranda hizo un llamado a las autoridades federales y estatales para que esclarezcan el crimen cometido contra López Gorostieta y otros ciudadanos que han sido víctimas de la violencia.

"Sabemos que vivimos momentos de violencia, que a pesar de tanta vigilancia siguen ocurriendo sucesos trágicos que consternan a todo el pueblo de Dios. Nosotros decimos ya basta de tanto dolor y tantos asesinatos, de tantos odios. Basta ya de la delincuencia, de tantas extorsiones y de todos aquellos que promueven inequidad y destrucción", expresó.

Retomó parte del mensaje del papa Francisco, sobre todo la parte en que se dirige a los que engendran violencia para que se dejen tocar por Dios y así conviertan sus corazones de piedra en órganos que los acerquen a la humanidad.

El padre Maximino tiene ocho años al frente de la Diócesis de Pungarabato, llegó procedente del Estado de México, a su llegada hubo quienes le advirtieron sobre la situación de violencia que se padecía en la zona; sin embargo, reconoce que no imaginó el nivel de descomposición que actualmente se vive.

"Aquí se vive lleno de conflictos y de violencia, hay mucha gente que no tiene sentido su vida y que vive en el mal, hacemos un llamado muy especial para ellos, para que rectifiquen", destacó.