Exigen castigar a menores que mataron a niño en Chihuahua

Amigos y familiares del menor asesinado tras un supuesto "juego de secuestro" piden que se castigue a los responsables aunque sean niños.
Hoy se realizó el funeral del menor asesinado en Chihuahua.
Hoy se realizó el funeral del menor asesinado en Chihuahua. (Juan José García Amaro)

Chihuahua

Un grupo de familiares y amigos del menor que fue asesinado por cinco de sus amigos cuando “jugaban al secuestro”, exigieron que se castigue a los homicidas: “Y si no, nosotros lo vamos a hacer”, advirtió la madre de Cristopher, Tania Mora.

Mientras los presuntos responsables están en calidad de “presentados” ante la Fiscalía General del Estado (FGE), los manifestantes apuntaban en unas pancartas. “No fue un juego, queremos justicia”, “Que paguen los culpables aunque sean niños”, entre otras.

Durante el funeral que se llevó a cabo en la funeraria “La Luz Nueva”, la madre del menor Cristopher Raymundo Márquez Mora, de 6 años de edad, Tania Mora, no lograba entender como los mismos homicidas y amigos de su hijo, la ayudaron a buscarlo desde la tarde- noche del pasado jueves en que se notó su ausencia.

“Me interesa que se haga justicia y si no se hace, con la mano de nosotros se va a hacer. Yo como mamá pido justicia, cómo los van a soltar; no es un perro que hayan agarrado nomás así, es un niño, con tanta saña si el niño no les hace nada”, dijo.

En ese sentido la secundaron alrededor de 100 personas que la acompañaron en esta tragedia que de igual forma sacudió a las familias de la ciudad de Chihuahua, ya que la saña con la que actuaron los adolescentes superó la mecánica y la creatividad utilizada por los propios integrantes del crimen organizado.

El fiscal Sergio Almaraz Ortiz, visiblemente conmovido por este crimen, dijo que los menores le amarraron las manos y los pies, y enseguida lo apedrearon, lo tundieron con varas con espinas y terminan con sofocarlo con una vara en el cuello:

“Además, le encajaron una navaja en la espalda y una vez que estaba sin vida, lo arrastraron hasta depositarlo en una excavación que hicieron, posteriormente cubren el cadáver con tierra y encima le colocan maleza y un animal muerto sobre la superficie para que no llamara la atención”, subrayó.

El hallazgo se derivó por la declaración que ofreció la madre de uno de los homicidas, quien le narró que él y dos amigas y dos amigas, entre los 11 y 15 años de edad, invitaron al “negrito” para que los acompañara a buscar leña.

Una vez que se encontraban en una parte despoblada, le dijeron que querían jugar con él para simular un secuestro, que sin saberlo, le costaría la vida de una manera brutal, que hasta dejó sin palabras a los agentes ministeriales, que 24 horas antes, activaron la alerta “Amber” para localizarlo.