Atacan bar y matan a madre e hijo que bajaban de camión

Al rafaguear la fachada del negocio, sujetos matan al portero del negocio, a un hombre de 25 años y a su madre.

San Nicolás de los Garza

Tres personas muertas fue el saldo del ataque perpetrado a un bar, ubicado en la zona centro, del municipio de San Nicolás de los Garza.

Eran las 23:10 horas cuando un taxi en el que viajaban tres personas, detuvo su marcha frente al acceso principal del bar denominado “Martiber” que se localiza en el cruce de las calles Bernardo Reyes e Ignacio López Rayón.

Un hombre bajó y con un arma AK-47 lanzó una ráfaga a la fachada del negocio, hiriendo de gravedad a la persona que se desempeñaba como portero del bar.

Pero las balas no únicamente hicieron blanco en el empleado, sino también en una mujer identificada como Verónica Navarro de 47, quien caminaba por el lugar junto con su hijo de nombre Eduardo Villanueva, el cual no resistió las heridas que presentaba y murió en el lugar.

Una ambulancia de Emergencias San Nicolás acudió a dar el auxilio y trasladaron a los dos lesionados a la clínica 6 del IMSS, pero minutos después de haber ingresado al nosocomio, tanto la dama como el trabajador del bar fallecieron.

Se informó que Verónica Navarro formaba parte de la sección 50 de maestros, y que posiblemente regresaba a su domicilio acompañada de su hijo, cuando ocurrió el ataque.

Mientras la zona era invadida por patrullas de las diferentes autoridades, varios testigos mencionaron que el taxi donde viajaban los agresores huyó con dirección a la carretera a Laredo.

Minutos después, por medio de las radiofrecuencias de las patrullas ubicadas afuera del bar, se dio conocer que los responsables del ataque habían abandonado el vehículo de alquiler en calles de la colonia Quintas de San Martín en Apodaca y que se habían apoderado de una camioneta Expedition.

En la fachada del bar se observaban los daños ocasionados por las balas, mientras que la Cruz Roja se encargaba de atender a una mujer que se encontraba en el interior del bar y había sufrido una crisis nerviosa.

Este ataque ocurrió cercano a una parada de camiones, en la cual se encontraba más de una docena de personas que trataban de llegar a sus domicilios.

En el lugar el personal de servicios periciales localizaron 9 casquillos calibre 7.62 x 39 y que fueron levantados para su análisis.