Matan a tiros a dos curas en Guerrero

Una mujer que viajaba con las víctimas, y que resultó ilesa, dio aviso a las autoridades policiacas de la agresión en la carretera federal Iguala-Taxco.

Guerrero y México

Un ataque a balazos dejó un saldo de dos sacerdotes muertos y tres personas heridas —una de ellas maestro en condiciones graves— la madrugada de ayer sobre la carretera Iguala-Taxco, Guerrero.

La diócesis Chilpancingo-Chilapa confirmó el asesinato de los párrocos, en tanto que la Secretaría de Seguridad Pública confirmó el ingreso de tres heridos al Hospital General de Taxco, uno de ellos muy grave.

Una mujer que resultó ilesa fue quien aportó a las autoridades policiacas los primeros datos del ataque.

Alba Iris “N”, estudiante de danza, originaria de Carrizalillo, municipio Eduardo Neri, explicó a los elementos de Seguridad Pública que junto con dos sacerdotes, un profesor, un pescador y una química acudieron un baile a Juliantla.

Alrededor de las 3:50 horas regresaban a bordo de una camioneta Toyota Ilux  y circulaban sobre la carretera federal Iguala-Taxco, cuando un vehículo rojo, del cual no aportó más detalles se les emparejó y tras cerrarles el paso varios hombres dispararon contra ellos.

Dentro de la camioneta atacada murió el sacerdote Germaín Muñiz García, de 39 años de edad, quien oficiaba misa en Mezcala.

También falleció en el lugar Iván Añorve Jaimes, de 37 años, originario de Acapulco, quien oficiaba misa en Las Vigas, perteneciente a la arquidiocesis del puerto.

Acompañaba a los sacerdotes el profesor Rogelio “N”, de 49 años de edad, originario de la comunidad de Mezcala y perteneciente al municipio de Eduardo Neri, quien fue trasladado al hospital general de Taxco en condiciones críticas.

La química Arveli “N”, de 25 años de edad perdió el dedo índice derecho y el pescador Oscar “N”, de 27 años recibió un rozón en la muñeca izquierda, este último es originario de La Ramadita.

Los cuerpos de los dos párrocos fueron trasladados al Servicio Médico Forense de Iguala.

En un operativo de búsqueda, efectivos de la policía estatal encontraron aproximadamente a un kilómetro del lugar del ataque una camioneta Nissan tipo Xtrail, color negra, placas de circulación PZP3268 del Estado de México.

En el interior del vehículo había una cartuchera verde olivo y un portafusil, los cuales fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público.

Demandan justicia

La Conferencia del Episcopado Mexicano  lamentó el fallecimiento de los sacerdotes Iván Añorve Jaimes, de la arquidiócesis de Acapulco y Germaín Muñiz García de la diócesis de Chilpancingo-Chilapa, quienes fueron privados de la vida la madrugada de ayer, así como por las personas que resultaron heridas durante el ataque ocurrido en Guerrero.

Demandaron a las autoridades actuar conforme a la ley, y  esclarecer los asesinatos de los sacerdotes y de todas las personas que claman justicia en el país.

A su vez, la arquidiócesis de Acapulco y la diócesis de Chilpancingo-Chilapa condenaron el asesinato  de los clérigos, luego de ser atacados por un grupo armado mientras transitaban por la carretera federal Iguala- Taxco, en Guerrero.

En un comunicado, aseguraron que la fiscalía estatal investiga las causas del ataque y confiaron en que se esclarezcan los hechos violentos en los que también resultaron heridas tres personas más.

“Como Iglesia estamos consternados ante este trágico suceso que enluta a esas comunidades guerrerenses.

“Pedimos a las autoridades que una vez conocida la verdad, se actúe en justicia. Elevemos una oración por el eterno descanso de los fallecidos y por la pronta recuperación de quienes se encuentren heridos”, detallaron.

Entrevistado en la Basílica de Guadalupe, el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, exhortó a las autoridades a “no distraerse con las elecciones presidenciales” y resolver los problemas que aquejan a la ciudadanía, como el tema de la violencia.

“En primer lugar me da mucha pena que esto ocurra y ojalá en México no haya muertes de nadie, ni de niños ni de mujeres ni de sacerdotes, los sectores más vulnerables son las mujeres y los sacerdotes. La violencia parece que quiere ganar la partida, pero yo invito y animo a las autoridades a que no afecte el proceso electoral no los distraiga de su trabajo”, aseveró.

En ese sentido, el arzobispo emérito de Yucatán, Emilio Berlié Belaunzarán, planteó la necesidad de respetar la vida propia y de los demás.

“La vida de cualquier ser humano debe ser respetada desde el momento de su concepción hasta el momento de su muerte, no podemos hacer ni siquiera lo que se nos antoje con nuestra propia vida y respetar la de los demás.

“A todos, aunque hubiera tenido los vicios que quisiera, aunque haya hecho lo que sea. Es muy doloroso lo que pasó y no podemos aprobarlo”, señaló.

En tanto, el sacerdote Omar Sotelo, director del Centro Católico Multimedial, que realiza el registro anual de párrocos asesinados, informó que con estos dos homicidios suman ya 21 clérigos muertos con violencia en lo que va del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto.


Fallece cuñada de precandidato de Cuautitlán Izcalli

María Eugenia Cano, de 60 años de edad,  cuñada del precandidato a la alcaldía de Cuautitlán Izcalli, Francisco Rojas, falleció ayer en el hospital como consecuencia de las heridas que le provocaron los impactos de bala, en el ataque perpetrado el pasado sábado por la noche.

En tanto, la jornada de violencia de ayer dejó un saldo de 16 homicidios en cuatro entidades.

La fiscalía de justicia de Chihuahua informó del asesinato de ocho personas en diferentes partes de la entidad, entre ellas una pareja que fue hallada en la zona conyugal del Cereso número uno.

En Oaxaca seis personas fueron asesinadas, entre las víctimas fue localizado el cadáver de una mujer en el caudal de un arroyo. Ambos enfrentaban procesos en el centro penitenciario, confirmó la fiscalía.

En tanto, el cuerpo de un hombre fue localizado dentro de un vehículo al que le prendieron fuego sobre la carretera a San Luis Potosi.

En Acapulco, Guerrero, la youtuber, Leslie Ann Pamela Montenegro del Real, conocida como Nana Pelucas, fue asesinada en el interior de su restaurante, en el fraccionamiento Costa Azul.
..............................................
Ana Salazar y corresponsales/México