Hasta 50 años de cárcel para implicados en caso Allende

El subprocurador de Investigación y Búsqueda de Personas no Localizadas, señaló que se han liberado 21 órdenes de aprehensión contra civiles y servidores públicos.
Búsqueda de desaparecidos entre asociaciones y autoridades.
La masacre de Allende se ha considerado como una de las peores tragedias relacionadas con el crimen organizado en estos últimos años. (Milenio Digital)

Saltillo, Coahuila

Como castigo por haber estado implicados en el caso de Allende en el año 2011, se podrían otorgar penas de entre 40 a 50 años para funcionarios o civiles, dijo Juan José Yáñez Arreola, subprocurador de Investigación y Búsqueda de Personas no Localizadas, adscrito a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila.

"El 18 de marzo del año 2011 en el municipio de Allende, un grupo de delincuencia organizada ingresó a esta región y a Piedras Negras, buscando a una persona con quienes tenían algún trato o negocios", señaló.

Al no encontrar a la persona, el grupo tomó la decisión según indicó Yáñez Arreola, de privar de la libertad a familiares, amigos y quienes quiera que pensaron que pudieran tener relación de negocios con la persona en cuestión.

La instancia tiene registro de privación de la vida contra 28 personas. Los presuntos agresores se diseminaron por el Estado o bien en el interior del país.

Se han liberado ya 21 órdenes de aprehensión contra civiles y servidores públicos de Allende, en específico elementos de la corporación policial municipal.

"Habrán cuatro órdenes de aprehensión que no se podrán cumplimentar, debido a que las personas a las que se dirigen, ya fueron abatidas, 12 de estas órdenes ya se cumplieron".

La penalidad que pide la Subprocuraduría a quienes logren ser detenidos, es de 40 años para civiles y entre 45 y 50 años para quienes se desempeñaban en puestos de autoridad en Allende.

Aunque la Subprocuraduría sólo tiene estos registros sobre las personas que desaparecieron, se han manejado cifras que señalan que se podría tratar de más de 300 personas que no han sido localizadas, cuyos destinos se desconocen por completo.