Para marzo, Mando Único en Michoacán

El titular de la SSP de ese estado, Carlos Hugo Castellanos, dijo que se implementará una vez que los regresen los mil 500 policías municipales que reciben capacitación en Tlaxcala.
Entregaron 36 patrullas a municipios que no reciben el Subsemun.
Archivo (Especial)

Morelia, Michoacán

En la primera semana de marzo regresarán a Michoacán los mil 500 policías municipales que son capacitados en Tlaxcala y se iniciará con la aplicación del mando único en Michoacán, aseguró el secretario de Seguridad Pública del estado, Carlos Hugo Castellanos Becerra.

En entrevista, el funcionario estatal descartó que las autoridades hayan violentado los derechos de los elementos que fueron trasladados a aquella entidad, pero que será la Comisión Estatal de Derechos Humanos, la que en su caso, determine si hubo irregularidades en el trato hacia los policías municipales.

Mientras tanto, el secretario aseguró que la dependencia a su cargo atiende cuestiones en relación a los avances en su capacitación y el equipamiento que tendrán para entrar en funciones, tras su regreso a Michoacán.

Por tal motivo, Castellanos Becerra aseguró que desconoce la información que hizo pública el presidente municipal de Uruapan, Aldo Macías, respecto a los presuntos abusos contra los policías municipales en Tlaxcala, de quienes señaló no recibían la alimentación y hospedaje propios para su estancia en esa entidad.

En este sentido, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública informó que se lleva a cabo un proceso de análisis y diagnóstico para implementar el mando único en los 113 municipios del estado, mediante un convenio y de acuerdo a los perfiles de los elementos policiacos certificados y en proceso de evaluación.

Aclaró que se lleva a cabo un plan de revisión de los cuerpos policiacos municipales, a fin de ubicarlos en las funciones que corresponda de acuerdo a la preparación académica, así como habilidades y destrezas que demuestren en los procesos de certificación y confianza, por lo que descartó que quienes no aprueben los exámenes tengan que ser forzosamente despedidos.

"La idea es que todos se incorporen a las fuerzas estatales", dijo.

Finalmente, agregó que quienes han sido separados de los grupos policiacos signifique que tengan vínculos con la delincuencia, sino que no cumplen con el 100 por ciento de los requisitos establecidos en los marcos normativos para continuar en funciones de prevención o seguridad hacia la ciudadanía.