Hasta ayer, mamá de española vivió con el supuesto asesino

Tras el asesinato de Pilar Garrido, su mamá se trasladó de España a México para seguir la investigación y se hospedó en casa de Jorge Fernández, su yerno y supuesto asesino.

España

La familia de la española Pilar Garrido se dijo sorprendida por la detención de Jorge Fernández, como supuesto asesino de su esposa, dijo la hermana de la víctima, Raquel Garrido.

Familiares no sospechaban del esposo de Pilar, tal es el caso que su madre estaba "hasta ayer mismo viviendo en casa de Jorge" desde que viajó de Valencia, España, a México para seguir la investigación, afirmó Raquel Garrido.

Pilar, de 36 años, fue hallada muerta en julio pasado en Tamaulipas, después de que su marido denunció el 3 de ese mes que había sido raptada por dos hombres armados, cuando el matrimonio viaja en coche con su hijo a Ciudad Victoria, tras disfrutar de unas vacaciones.

TE RECOMENDAMOS: PGJ de Tamaulipas liga a esposo de española en su asesinato

Sin embargo, Jorge Fernández fue detenido ayer como posible responsable del asesinato, al existir "indicios suficientes" contra él, según el fiscal de Tamaulipas, Irving Barrios.

La hermana de la víctima explicó hoy que el arresto tuvo lugar cuando el hombre se encontraba con la madre, y que "no le detuvieron en casa sino que las autoridades le citaron en un sitio, a modo de emboscada, y allí le atraparon".

Raquel, que se siente, "al igual que toda la familia, partida por la mitad", anunció que hablará con la Policía para "recopilar toda la información que pueda", porque, según insistió, "todavía no hay nada en claro" sobre el caso de su hermana y la autoría del crimen.

"No quiero opinar sin saber. Quiero ver y tener todas las pruebas. Cuando las tenga, entonces diré algo", indicó en una rueda de prensa al ser cuestionada si cree en la culpabilidad de su cuñado.

TE RECOMENDAMOS: En caso de española desaparecida "se han dicho muchas mentiras": hermana

Hasta nuevas noticias, su madre se quedará en México para seguir el curso de la investigación y el hijo de ambos permanecerá "con la familia", que "vive los hechos al día".

En la investigación, las autoridades mexicanas encontraron "diversas contradicciones" en lo declarado por el marido, lo que les llevó a "redireccionar la búsqueda".

Eso permitió que el pasado 26 de julio fuera hallada la osamenta de Garrido en un paraje del municipio de Villa de Casas.

La mujer "falleció a consecuencia de asfixia mecánica en su modalidad de estrangulamiento", y "presentaba lesiones tanto en nariz, cráneo y cuello", según las autoridades mexicanas.

El fiscal Barrios señaló ayer que los restos óseos continúan en la Fiscalía, y que han notificado a la familia de la víctima que "pueden trasladarlos cuando ellos los consideren necesario".

Aunque los estudios en materia genética forense realizados a la osamenta llevaron a la fiscalía de Tamaulipas a corroborar la identidad de Garrido, la familia ha pedido que se haga una segunda prueba de identificación en España, una vez que los restos sean repatriados.


jbh