Ni abuso de la fuerza ni actuación ilegal: ex subsecretario de Marina

El almirante retirado Joaquín Zetina Angulo destacó la necesidad de contar con un marco legal para cumplir el trabajo que están haciendo, entre comillas, de policías y que estén amparados.
El Cuerpo de Cadetes de la Heroica Escuela Naval Militar desfiló en honor de los altos funcionarios que tomaron protesta.
Dijo que para hacerle frente al narcotráfico “debemos estar mejor adiestrados, contar con mejor armamento". Ya con el marco legal actuaremos en una forma sin miedo a que después podamos tener problemas, dijo. (Especial)

Antón de Lizardo, Ver.

Ni abuso de la fuerza ni actuación al margen de la ley. La labor de las Fuerzas Armadas está dentro del marco legal que tienen en pro de la seguridad de los mexicanos, siempre con pleno respeto de los derechos humanos, afirmó el almirante retirado Joaquín Zetina Angulo.

El ex subsecretario de Marina, quien el pasado 30 de noviembre pasó a situación de retiro luego de 48 años, 10 meses y 28 días de servicio en la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar), destacó sin embargo la necesidad de contar con un marco legal para cumplir con su tarea.

"Eso es lo que pidió el Almirante Secretario de Marina (Vidal Francisco Soberón Sanz) hace tres semanas a la Cámara de Senadores. Que se aligere el marco legal para que nosotros cumplamos con el servicio que estamos haciendo entre comillas de policías, pero que estemos amparados", dijo a pregunta expresa.

Refirió que para hacerle frente al narcotráfico "debemos estar mejor adiestrados, contar con mejor armamento. Sí estamos apoyados, pero desde luego que ya con el marco legal, lógicamente actuaremos en una forma sin miedo a que después podamos tener problemas".

En entrevista, Zetina Angulo destacó que "nosotros actuamos dentro del marco legal del uso de la fuerza. Todo mundo sabe -tanto el Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada-, que tenemos un marco legal para el uso de la fuerza (...) no podemos salirnos de ese marco".

Y para evitar la comisión de algún error durante la detención de una persona que comete algún ilícito, "siempre procuramos llevar y siempre llevamos algún abogado nuestro, algún elemento de la PGR -algún elemento de derechos humanos también nos gustaría llevar-, para que vean que no abusamos de la fuerza", dijo.

Consideró que si bien las fuerzas armadas tardan en poner a disposición a algún detenido, obedece al tiempo que tienen en trasladarlo con las autoridades competentes "y de eso se nos acusa y después dicen que también los podemos someter a interrogatorios".

Por eso siempre "buscamos la protección de un elemento de la PGR y de un abogado para que vean que no hay tal cosa (...) Hay cosas que dice la persona que cometió el ilícito y que no se comprueba y sin embargo, salimos perjudicados las fuerzas armadas", añadió.

Quien fuera el segundo hombre en rango en la Semar en los últimos cuatro años, consideró que la modernización de la Marina pasa desde la educación y para ello se cuenta desde julio de 2015 con la Universidad Naval, en la que se prepara a profesionistas competitivos con formación científica, tecnológica, humanista y ciudadana de alto nivel.

Hizo hincapié que para formar mejores instructores, mejores cadetes, mejores oficiales, mejor personal de clase y marinería, se requiere de mejor educación "y lógicamente que se debe ir a la vanguardia de los avances tecnológicos y científicos, llámese un buque de guerra, un navío, llámese armamento".

Sobre su paso por la Semar desde aquel 21 de abril de 1968 hasta el miércoles 30 de noviembre, reconoció que hubo "tiempo de mar en calma y tiempo de sortear tormentas".

"Servir a la patria a través de la carrera de las armas es, ante todo, un noble acto. Nobleza expresada en hechos solidarios, nobleza que nace de la humildad y el respecto. Nobleza que reside en los más altos valores de honor, deber, lealtad y patriotismo", destacó el Almirante retirado.

Durante la ceremonia que encabezó ese día el Secretario de Marina, Soberón Sanz en el Campo de Honor de la Heroica Escuela Naval Militar, Zetina Angulo le agradeció todo su apoyo durante su paso en esta institución a la que dijo tuvo el honor de óServir a México!

También agradeció profundamente al apoyo de su esposa, Georgina y a sus tres hijos varones; "no dejo de agradecer a mi esposa aquí presente (en la entrevista) junto con mis hijos toda esa paciencia que deben de tener para ser la esposa del marino".

Sobre su futuro inmediato, dijo que "seguiré sirviendo a mi país en la trinchera que yo ocupe", para lo cual anunció que regresará todo el conocimiento adquirido a las nuevas generaciones de mexicanos, a través de conferencias y pláticas en escuelas y universidades.

"Me honró mucho haber formado parte de su equipo en estos últimos cuatro años y como le dije, me voy con gusto (...) no ha sido fácil, son 48 años y meses al servicio de la Nación. Ha habido meses en calma y mares tormentosos pero teníamos todas las herramientas para sortearlo", expuso.

Cuestionado sobre si se puede dejar de ser marino, acotó: "Jamás se puede dejar de ser marino, Marino nace uno y así termina. Nos retiramos del encargo que tenemos pero pasamos a la primera reserva, por la edad que tenemos y después pasaremos a la segunda y así seguiremos...".

Lo cierto, concluyó, "esto no se acaba hasta que cae la última tapa del ataúd, hasta que no cae la noche eterna, dicen algunos autores".


jbh