Autoridades nos quedan a deber en seguridad: Morera

María Elena Morera, presidenta de Causa en Común, explicó que después de la gran marcha por la paz de 2004, las organizaciones civiles en el país aumentaron de 2 mil a 26 mil.
Organizaciones que participaron en la marcha calcularon que hubo alrededor de un millón de personas
Organizaciones que participaron en la marcha calcularon que hubo alrededor de un millón de personas (Héctor Téllez)

Ciudad de México

El paseo de la Reforma y el Zócalo capitalino se inundaron de personas vestidas de blanco, el 27 de junio de 2004. Exigían mayor seguridad, protección y justicia. La gente se sumó a la exigencia como "una bola de nueve".

Familiares de víctimas, estudiantes, integrantes de organizaciones civiles, sindicatos, escuelas, empresarios se sumaron a la marcha del Silencio contra la Inseguridad y Secuestro, realizada en ese año. Una marcha masiva blanca.

La gente estaba cansada de los altos índices de delincuencia. Los detonantes de la magna movilización ciudadana fueron el secuestro y homicidio de los hermanos Sebastián y Vicente Gutiérrez Moreno, y de Lizbeth Itzel Salinas Maciel, servidora pública del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública

Según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2004 hubo en el país 11 mil 658 denuncias por homicidio doloso, 323 por secuestro y 2 mil 416 por extorsión.

Para 2013, esa dependencia informó que se registraron 18 mil 388 homicidios dolosos, mil 698 secuestros y 8 mil 199 extorsiones.

María Elena Morera, presidenta de la asociación Causa en Común, afirmó "en 10 años las autoridades nos quedan a deber, la seguridad es una tarea pendiente. Por eso, esa marcha ciudadana que iniciamos hace 10 años continúa, y cada vez somos más".

Morera, quien en 2004 dirigía la organización México Unido Contra la Delincuencia, explicó en entrevista que la marcha "fue un movimiento que empezó de forma espontánea. La gente que salió a la calle ese último domingo de junio de 2004, se unió a la marcha como una bola de nieve".

Esa marcha fue hace 10 años. Ella y las otras organizaciones que participaron calcularon que hubo alrededor de un millón de personas; sin embargo, las autoridades indicaron que eran menos. Las fotografías de la gente que inundó Reforma y el Zócalo hablan por sí solas.

Morera recordó que en la marcha los asistentes se sentían seguros, "teníamos la esperanza de que las cosas fueran diferentes".

La activista consideró que la marcha tuvo logros, entre ellos, que más personas se sumaran a organizaciones civiles. "Hoy podemos decir que hay alrededor de 26 mil organizaciones. En ese momento había poco más de 2 mil" en el país, afirmó.

Para la presidenta de Causa en Común, la participación de las personas en organizaciones sociales es lo que se necesita para abatir las cifras de delincuencia.

La ciudadanía logró su participación permanente en el Consejo Nacional de Seguridad Pública; establecer el Control de Confianza al personal de Instituciones de seguridad y procuración de justicia; encaminar el nuevo Sistema de Justicia Penal.

Incluso ha promovido la reforma constitucional en derechos humanos; participar en la creación de leyes para atención de víctimas y; contra el secuestro; contra trata de personas.

Invitó a asumir compromisos ciudadanos y depositarlos en cápsulas del tiempo el día 29 de junio en la Casa del Lago de la UNAM para que después de 10 años, sean reabiertas y se descubra lo que se hacía por la seguridad y el desarrollo de los ciudadanos.