Graco 'batea' a 'Cuau': mando único sigue en Cuernavaca

El convenio está vigente, afirma el secretario de Gobierno de Morelos; inconformidad social y falta de confianza, las causas para dejar este esquema, dice Blanco
El alcalde de la capital morelense (centro) en conferencia de prensa para dar a conocer su decisión.
El alcalde de la capital morelense (centro) en conferencia de prensa para dar a conocer su decisión. (Cuartoscuro)

Cuernavaca

El gobierno de Morelos se mantendrá al frente de la seguridad en Cuernavaca a través del mando único, en cumplimiento al decreto estatal publicado el pasado 3 de enero, aseveró Matías Quiroz Medina, secretario de Gobierno estatal.

Rechazó que la capital pueda separarse de forma unilateral del convenio vigente, como aseguró el alcalde Cuauhtémoc Blanco.

El presidente municipal anunció la separación del municipio del esquema policiaco e informó que solicitó a la Secretaría de Gobernación y a la Comisión Nacional de Seguridad colaborar con su gobierno para mantener la seguridad y la integridad de los habitantes.

En conferencia de prensa en el salón de cabildos del ayuntamiento de Cuernavaca, el ex futbolista explicó que la cancelación del convenio de mando único es resultado de "la constante petición de los ciudadanos que se han dicho inconformes con la seguridad pública que se brinda en esta ciudad".

También se debe, señaló, a la crisis de los días 15, 16 y 17 de diciembre, cuando el jefe del mando único en Cuernavaca, Jesús Pérez Abarca, encabezó la toma de tres inmuebles del municipio.

Esos días el alcalde llevó a cabo una huelga de hambre, la cual condicionó concluir a cambio de la salida del mando único.

Ayer ante los medios, Blanco subrayó que no tiene ningún caso mantener un esquema de colaboración con el gobierno del estado, "si no me tienen confianza", por lo que serán puestas en funcionamiento otras estrategias de seguridad, que incluyen la participación de la Policía Federal.

Comentó que las autoridades estatales y federales fueron notificadas de su decisión.

Ésta es la segunda determinación que toma en este sentido el alcalde, ya que en enero pasado a las pocas horas de rendir protesta al cargo, ordenó la salida del mando único.

Sin embargo, el gobierno estatal decidió "tomar" las instalaciones policiacas, desarmar a los municipales y anunciar un decreto para asegurar el mando sobre la seguridad de Cuernavaca.

Tras el anuncio de Blanco este lunes, el secretario Quiroz Medina negó que el convenio de mando único dure solo un año.

Aseveró que la seguridad de Cuernavaca no puede estar sujeta "a los caprichos, la novatez y las ocurrencias" del presidente municipal.

"El gobierno del estado reitera su respeto a la autonomía municipal y del estado de derecho, por lo que niega, enérgicamente, las supuestas violaciones que el presidente municipal alude", expresó.

Agregó que Cuernavaca tiene únicamente 248 armas cortas y 21 largas, por lo que es evidente que el municipio no está en condiciones de asumir la seguridad.

La capital, abundó, recibe por concepto de aportaciones del gobierno federal en el Fondo 4 (destinado a la seguridad pública) 200 millones 768 mil 765 pesos; no obstante, en la actualidad el municipio carece de sistema de radiocomunicación, vehículos y armas.

Puntualizó que contrariamente a lo que afirma el gobierno de Cuernavaca, el mando único en la ciudad sí ha dado resultados, que se reflejan en las cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

"Con base en ellas se establece comparativamente entre 2013 y 2016 una disminución en el delito de secuestro de 92 por ciento, la extorsión en 97 por ciento y el homicidio doloso en 18 por ciento", dijo.