Bajo el mando único, solo 6 municipios guerrerenses

Salarios reducidos “han impactado en la relación de los agentes con el crimen organizado; las policías más vulnerables son las municipales, hay que decirlo”: general Juárez Escalera.
La PF y el Ejército asumieron el control del estado, como parte del operativo Guerrero Seguro.
La PF y el Ejército asumieron el control del estado, como parte del operativo Guerrero Seguro. (Héctor Téllez)

Guerrero

En Guerrero, solo seis de los 81 municipios de la entidad se suscribieron el mando único. En Acapulco y Chilpancingo iniciaron los exámenes de control de confianza, pero un paro laboral de los policías del puerto pone en riesgo el plazo para que concluyan con la certificación, el 30 de octubre cierra el periodo.

A diferencia de Iguala, donde el alcalde prófugo, José Luis Abarca, no inició la certificación de la policía pese a que firmó el acuerdo, en Acapulco han aprobado 131 de los mil 589 elementos; 302 reprobaron alguno de los cinco exámenes para la certificación y 100 más no acudieron a presentarlos.

En tanto, otros 400 policías municipales se han amparado para no perder sus empleos; exigen sus liquidaciones y las pensiones conforme a la ley; sin embargo, el ayuntamiento no cuenta con recursos suficientes para cumplir con los pagos.

Los agentes municipales fueron desarmados y sometidos a los exámenes de control de confianza en la Ciudad de México. Por esa razón y en demanda de sus liquidaciones, se mantienen en paro.

La seguridad en el estado fue asumida por la Policía Federal y el Ejército, como parte del operativo Guerrero Seguro, pero los agentes en paro aseguran que la delincuencia se ha incrementado.

En ese sentido, el secretario de Seguridad Pública de Acapulco, el general Marcos Esteban Juárez Escalera, negó que la incidencia delictiva se haya incrementado, pese a la ausencia de los municipales.

“La percepción es que se ha mantenido la situación, que han bajado los crímenes violentos de manera sensible. Lo que queremos es crear confianza entre la gente”, expresó.

En lo que va del año, en Guerrero suman mil 150 homicidios dolosos y 89 secuestros, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública.

Tan solo en Acapulco, en septiembre fueron reportados 266 eventos delictivos, 30 de ellos homicidios, así como 190 robos de vehículos.

El mayor índice se ubicó en las zonas de Progreso y Costa Azul, Renacimiento y El Coloso. Los homicidios se han concentrado en Las Cruces, el Centro Histórico y el Jardín Mangos, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Seguridad Pública municipal.

Mala paga

Como parte de la firma del mando único, en agosto pasado el general Juárez Escalera asumió la seguridad pública de Acapulco; fue propuesto por el gobierno estatal y aprobado por el cabildo del municipio. Es un secretario sin policía municipal.

En entrevista, admitió la vulnerabilidad de la policía municipal, entre otras razones, por los bajos sueldos que percibe.

“Hemos visto que ha impactado en la relación con gente no adecuada, hablamos del crimen organizado. Las policías más vulnerables son las municipales y también hay que decirlo. Estuvieron abandonadas mucho tiempo con sueldos muy bajos, entre 3 y 4 mil pesos a la quincena. Contra ese ímpetu de los grupos delictivos, son gente fácilmente corruptible”, explicó.

El general detalló que las liquidaciones contemplan tres meses de sueldo por ley, más 32 días por año de trabajo. El gobierno del estado liberó los recursos para hacerse cargo de las bajas.

“Muchos de ellos están dados de baja, 154 ya firmaron la liquidación y otros están en solidaridad con los que están en paro, pero realmente todos están contra el proceso (de certificación)”, declaró.

De los mil 589 policías municipales, 12 por ciento supera los 55 años, además muchos de ellos están enfermos o incapacitados parcial o permanentemente para cumplir con sus funciones.

Irregularidades

Jesús Lemus, asesor jurídico de la Asamblea de Policías de Acapulco, dio a conocer que se han presentado más de 400 amparos contra las liquidaciones.

Dijo que el alcalde Luis Walton desmanteló a la policía municipal y puso a disposición de la Sedena las armas de los elementos.

Además de que en los exámenes de control de confianza ha habido irregularidades.

“Es una obligación hacer los exámenes, pero los entrevistadores que los hicieron en la Ciudad de México dijeron a los policías que había instrucciones de reventarlos, porque son revoltosos, ya que siempre están quejándose de sus condiciones laborales”, aseguró.

De acuerdo con el abogado, solo 800 policías han presentado los exámenes.

“Hay manipulación en la lista de bajas, también hay muchos elementos que no son evalúados, como el caso de los custodios de los funcionarios públicos”, dijo.

La mayoría de los agentes reprobados, agregó, se encuentran en buró de crédito por deudas acumuladas.

Fuera de la Secretaría de Seguridad Pública de Acapulco unos 50 policías, en su mayoría de más de 50 años, enfermos o con alguna discapacidad, se mantienen en paro desde mayo pasado y aseguran que llevarán sus demandas a Chilpancingo.

Los inscritos

En Guerrero, los municipios de Acapulco, Chilapa, Chilpancingo, Iguala, Taxco, Tlapa y Zihuatanejo firmaron el mando único en mayo pasado.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública, los delitos de homicidio y secuestro se han reducido en comparación con años anteriores.

Cabe destacar que en 2013 se registraron 2 mil 87 homicidios dolosos y 207 secuestros, siendo ese el año con mayores niveles de incidencia delictiva, desde que inició el gobierno de Ángel Aguirre.