• Regístrate
Estás leyendo: Mando Único apuesta a rondines de vigilancia
Comparte esta noticia
Miércoles , 18.07.2018 / 15:56 Hoy

Mando Único apuesta a rondines de vigilancia

Después de que el general Juan Manuel Díaz Organitos tomará el mando de la corporación, se han realizado diversos cambios en la seguridad, uno de ellos fue eliminar los retenes.

Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

Tras el paso de un mes que se diera el cambio de Mando Único de La Laguna, nombrando como actual dirigente al general Juan Manuel Díaz Organitos, la presencia de personal Militar así como rondines de vigilancia por parte de elementos de las distintas corporaciones de seguridad, se ha incrementado y se les ha podido observar desde temprana hora y hasta altas horas de la noche.

Se recordó que días anteriores, en reuniones que se han agendado tanto con Gobernadores de los Estados de Coahuila y Durango, así como con los alcaldes de las ciudades hermanas, se dio a conocer que se tomarían nuevas estrategias de seguridad para La Laguna.

El primer cambio vino con la eliminación del [OBJECT]puesto de revisión de manera permanente en los límites de Gómez Palacio y Torreón, en el mejor conocido Puente Plateado, donde el personal dejó de hacer presencia a diario en el lugar.

A contrario de ello, se les ha podido observar de manera paulatina y sorpresiva en distintas horas del día, incluso ya avanzada la noche, realizando detenciones arbitrarias a quienes circulan por la zona.

Mayores rondines de vigilancia, son el segundo de los cambios evidentes, ya que se observa el convoy Militar en vialidades principales tanto de Gómez Palacio como de Lerdo, pero no sólo de esa corporación, sino también de elementos Municipales, quienes han realizado operativos de Proximidad Social, para tener un acercamiento de primera mano con habitantes de distintas colonias y poder saber de primera mano las inquietudes.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.