Madre Christopher apela sentencia de menor agresor

Tania Mora, mamá del niño que fue asesinado por varios menores que "jugaban al secuestro", exige la pena máxima para uno de los agresores, pues dice que la sentencia de 9 años y medio es muy blanda. 
Tania Mora, madre del niño Christopher Raymundo Marquez Mora.
Tania Mora, madre del niño Christopher Raymundo Marquez Mora. (Norma Ponce.)

Chihuhua

Tania Mora, madre del niño Christopher Raymundo Márquez Mora, presentó un recurso de apelación ante los juzgados del Centro de Readaptación Social número 2, para exigir la pena máxima para uno de los menores que asesinaron a su hijo en mayo pasado. 

Lo anterior luego de que la semana pasada el juez Francisco de León Merino sentenció a Jesús David, de 15 años, a una pena de 9 años y seis meses dentro del Centro de Readaptación Social para Adolescentes Infractores (Ceresai). 

Tania exige la pena máxima para menores que de acuerdo al Artículo 102 de la Ley de Justicia para Adolescentes Infractores del Estado de Chihuahua, es de hasta 15 años de cárcel cuando tengan entre dieciséis años cumplidos y menos de dieciocho.

"No les deseo la muerte pero por lo menos exijo que se haga justicia. Es muy blanda la pena que se le dio a los asesinos de mi hijo", dijo. 

Otros tres menores identificados como Alma Leticia, de 13,  Irving y Valeria Janeth, de 12 años,  permanecerán a disposición del Sistema Integral para la Familia DIF y recibirán rehabilitación con una pena de 3 años y 6 meses de libertad asistida.

El 25 de noviembre el Supremo Tribunal de Justicia de Chihuahua determinó que el otro menor, Jorge Eduardo, de 15 años, fue declarado inimputable y liberado, por comprobar que tiene retraso mental.

El 15 de mayo de 2015, la madre de Christopher, Tania Concepción Mora, reportó a las autoridades la desaparicion de su hijo de seis años, por lo que se activó la alerta amber. Dos días después agentes ministeriales localizaron el cadáver del menor en un arroyo, a escasos metros de su domicilio en lLaderas de San Guillermo II etapa, en el municipio de Aquiles Serdán.

Las investigaciones de la Fiscalía de Chihuahua señalaron que aquella tarde seis niños “jugaban al secuestro”, donde el más pequeño era el plagiado a quien asesinaron.

El 14 de mayo de 2015 los cinco menores golpearon brutalmente y asesinaron a Christopher, 6 años de edad, en un terreno baldío. Lo apuñalaron en 27 ocasiones, lo asfixiaron, le extirparon los ojos y le colocaron un perro muerto sobre su cuerp.

La sentencia dentro de la causa penal 95/2015 se determinó en la audiencia que se realizó durante 17 horas con alrededor de ocho recesos, en el Distrito Judicial, en la ciudad de Chihuahua. En ella se resolvió que el homicidio se cometió con calificativas de ventaja, traición, premeditación e intención.