Confiscan en el AICM maleta con casi 18 kilos de cocaína

Un perro de la Policía Federal, adiestrado para detectar droga, marcó como positiva la valija con etiqueta de un vuelo procedente de Colombia; los agentes no localizaron al dueño.
AICM.
El decomiso del equipaje es parte de una investigación que ya realizaba la PGR (Especial)

Ciudad de México

Una maleta con 17 kilos 950 gramos de cocaína, procedente de Colombia, fue confiscada por fuerzas federales en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), sin que fuera detenido el propietario.

Un perro de la Policía Federal, adiestrado para detectar droga, marcó como positiva una valija con etiqueta de un vuelo procedente de Colombia, mientras estaba sobre una banda de equipaje en la Terminal 2 del AICM, informó la Comisión Nacional de Seguridad en un comunicado.

Los elementos de la Policía Federal Ministerial y de la Policía Federal buscaron al propietario; no fue localizado. La maleta fue asegurada y con apoyo de personal del SAT en la zona de Aduanas, fue sometido a una segunda inspección con rayos equis; ello permitió a las autoridades observar ropa y paquetes de diferentes tamaños en su interior.

Los agentes abrieron la maleta, conforme al procedimiento oficial de revisión, y encontraron tres chamarras que ocultaban 15 paquetes confeccionados en plástico, con cocaína, con un peso aproximado de 17 kilos 950 gramos.

La valija y la droga quedaron a disposición del Agente del Ministerio Público de la Federación para conducir las investigaciones correspondientes y deslindar responsabilidades.

El decomiso del equipaje es parte de una investigación que ya realizaba la PGR y que se logró en una acción conjunta y coordinada con elementos de la Policía Federal asignados a la seguridad y vigilancia del AICM y personal del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

La CNS indicó en el comunicado que las principales acciones de la Policía Federal en los aeropuertos del país contemplan la inspección en puntos de control y servicios de vigilancia en vialidades, pasillos, salas de última espera, zonas operacionales en plataforma y vialidades de pista.

Además, precisó que los entrenadores, manejadores y perros están capacitados según estándares internacionales para la detección de narcóticos, papel moneda, armas de fuego, municiones, explosivos y restos humanos.