Exigen justicia por asesinato de dirigente panista en Acapulco

La mayoría de los autores intelectuales y materiales del crimen en contra del ex secretario general del PAN en Guerrero, Braulio Zaragoza, están libres.
El presidente del Comité Directivo Estatal del PAN, Marco Antonio Maganda exigió justicia por el crimen cometido en contra de su hermano.
El presidente del Comité Directivo Estatal del PAN, Marco Antonio Maganda exigió justicia por el crimen cometido en contra de su hermano. (Javier Trujillo)

Acapulco, Guerrero

Al cumplirse dos años del asesinato del ex secretario general del PAN en Guerrero, Braulio Zaragoza Maganda, los imputados por el crimen están en libertad y desde hace más de siete meses la Fiscalía General del Estado (FGE) no ha retomado a investigación, denunció el presidente del Comité Directivo Estatal del PAN, Marco Antonio Maganda.

El 28 de septiembre de 2014 Braulio Zaragoza fue privado de la vida en el restaurante del hotel El Mirador, a las 8:00 AM por pistoleros, pero hasta el momento no se ha hecho justicia, denunció quien también es hermano del occiso.

En su momento el procurador Iñaki Blanco Cabrera giró cinco órdenes de aprehensión contra cinco presuntos autores intelectuales y materiales del asesinato, de los cuales tres de ellos enfrentan el proceso en libertad.

Dos de los imputados, los hermanos Eder y Aldy Manuel González Rodríguez, así como Carmen Delia Aguirre Nevárez, fueron detenidos y recluidos acusados por el crimen en contra de Maganda Villalva, pero quedaron libres.

Otro de los imputados, Benito Manríquez, en aquel entonces líder municipal de Acción Nacional, huyó, pero posteriormente fue detenido, mientras que al ex regidor del cabildo porteño, Jorge Isaac Pérez Salas, no lo detuvieron por el cargo que ostentaba en el gobierno de Luis Walton Aburto.

Tanto los hermanos González Rodríguez, como Benito Manríquez e Isaac Pérez eran militantes del PAN, todos señalados con vínculos por el crimen cometido. Sólo los primeros dos fueron expulsados del partido, pero el resto sigue con sus derechos políticos y partidarios vigentes.

Marco Antonio Maganda demandó al gobierno del estado que no le den carpetazo al crimen de su hermano, pues lo único que pide es justicia.


ERM