• Regístrate
Estás leyendo: Los policías bancarios sacan lápiz y cuaderno
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 15:35 Hoy

Los policías bancarios sacan lápiz y cuaderno

Durante tres horas, 20 elementos elegidos al azar toman notas sobre derechos humanos.

Publicidad
Publicidad

Por solo unas horas, 20 integrantes de la Policía Bancaria e Industrial se convirtieron en alumnos dentro de las aulas de la Universidad Iberoamericana. Esta es su primera aparición pública como pupilos, tras la difusión hace unos días de un video en el que torturan a tres delincuentes de un centro comercial, y otro más donde pelean con vendedores ambulantes del Metro.

“A lo largo del año tenemos capacitaciones en derechos humanos, tenemos un curso-plática que dura una semana. Pero ésta es la primera vez que nos invitan a la Ibero, porque regularmente la preparación que nos dan es en la academia”, explica Jorge Eugenio Torres, suboficial de la corporación en el Estado Mayor Policial.

Lo acompañan 19 elementos quienes asistieron al primer día de ponencias sobre tortura y desaparición forzada. La mayoría (lápiz, cuaderno o celular en mano), toman nota de cómo los derechos humanos son violados en diversas situaciones y de cómo las propias autoridades justifican su uso.

“Esta capacitación no es de ahorita sino de hace años; tenemos capacitación y talleres sobre derechos humanos. Lo que pasa es que a veces la adrenalina del forcejeo, de las palabras, es lo que nos lleva. Y nosotros, como servidores y oficiales, tenemos que dominar ese ímpetu y demostrar a los compañeros que podemos hacer cosas sin llegar a la violencia”, señala.

Entre sus compañeros hay niveles y sus escudos de brazo los distinguen por letras, leyendas y cargos. No obstante, ninguno está allí por buena o mala conducta, sino por una elección aleatoria.

A algunos se les mira atentos, otros más distraídos, cansados. Eso sí, ninguno se puede ir hasta que la charla de tres horas concluya. Se nota que la cámara de televisión les incomoda, por eso evitan una entrevista y avientan por delante a su superior, Torres.

“Tomamos nota de lo que nos parece importante... uno piensa que los derechos humanos están contra el policía y no es así. Ya con la capacitación entendimos que los derechos humanos son para todos. En la academia nos han explicado hasta dónde puede llegar el policía y cuándo hacer uso de la fuerza, porque el policía debe estar para dar confianza”, señala.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.