Mi hija llegó por su propio pie: madre de Ilse Michel

Mayra Martínez, madre de la niña que desapareció en 2008 de la casa hogar Casitas del Sur, sentenció que la PGR no fue responsable de la aparición de Ilse.

Ciudad de México

Mayra Martínez, madre de la niña que desapareció en 2008 de la casa hogar Casitas del Sur, confirmó que su hija Ilse Michel Curiel Martínez se encuentra con ella desde el sábado, pero sentenció que la menor llegó "por su propio pie".

Martínez, quien durante cinco años no supo nada de la pequeña Ilse, aseguró que la Procuraduría General de la República no fue la responsable de la aparición de su hija, quien ahora ya es una joven.

"Mi hija está conmigo desde el sábado", explica la madre de la menor que desapareció junto con otros 26 niños del albergue religioso el 20 de agosto de 2008.

La pequeña Ilse Michel desapareció a los 10 años de Casitas del Sur, casa hogar a la que fue trasladada en 2007 por la Procuraduría General de República.

Ilse llegó ahí después de haber pasado dos años viviendo en un albergue temporal de la PGR, a donde fue enviada cuando un juzgado de lo familiar en el DF la dictaminó como presunta víctima de violencia intrafamiliar.

"Ilse llegó sola", asegura Martínez y sentencia que la "las autoridades, no tuvieron que ver con su aparición".

Sobre su desaparición, la madre comentó que su hija Ilse, quien ahora ya es una joven de 15 años, le explicó que "la pusieron en un taxi que la llevó a un DIF en el Estado de México".

"Estoy feliz, me siento muy feliz", dijo la madre de Ilse Michel, una de las víctimas del albergue Casitas del Sur, lugar en donde desaparecieron 26 niños, de los cuales sólo 12 han sido encontrados.

Aunque Mayra sonaba emocionada, no quiso dar más detalles sobre la aparición de Ilse Michel, pues dice sentirse "cansada" por lo que ha implicado la búsqueda de su hija.

El caso de trata de infantes en Casitas del Sur se destapó con la desaparición de Ilse y la lucha de su abuela Ardelia Martínez, quien peleó por la custodia de la menor luego de que fuera enviada por la PGR a un primer albergue temporal.

Cuando en diciembre de 2008 finalmente le fue otorgada la custodia de Ilse, Ardelia Martínez se encontró con la noticia de que la pequeña no se encontraba en el albergue, como le habían informado las autoridades.

Ilse es sólo uno de los 26 casos de niños que desaparecieron del albergue Casitas del Sur, cuyos encargados fueron acusados de cargos por tráfico de personas y delincuencia organizada.

El albergue, que fue constituido como una asociación civil llamada "Reintegración Social", estaba a cargo de Alonso Emmanuel Cuevas Castañeda , pastor y administrador de la Iglesia Cristiana Restaurada, y Elvira Casco Majalca, directora de esa casa hogar, según información de la PGR.

Tanto el pastor como la directora del plantel fueron aprehendidos por la PGR, así como Leticia Arrieta Estrada, maestra de inglés y colaboradora de la casa hogar.

A pesar de las detenciones de tres implicados en el caso Casitas del Sur, aún 14 niños siguen desaparecidos, pues hasta octubre de 2010 la PGR sólo logró recuperar a 12 menores.