Vecinos intentan linchar a ladrón en Edomex

Pobladores de San Juanico sorprendieron al delincuente cuando robaba una vivienda, por lo que lo golpearon e intentaron quemarlo.

Ciudad de México

Un grupo de pobladores de San Juanico en el Estado de México capturaron a un ladrón de casas-habitación e intentaron lincharlo y quemarlo vivo, sin embargo, fue rescatado por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la entidad.

Éste es el segundo incidente de este tipo que se presenta en esta localidad en un lapso de 10 días, ya que el pasado 24 de noviembre, vecinos de la comunidad de Cuanalán lincharon a un sujeto al que le produjeron fractura craneoencefálica y de mandíbula; posteriormente falleció en el hospital general de Axapusco.

De acuerdo con el reporte de las autoridades, alrededor de las 22:00 horas de este miércoles el ladrón, junto con otros dos sujetos, fue sorprendido robando una vivienda, por lo que los vecinos intentaron lincharlo.

Dos de los presuntos delincuentes lograron huir y dejaron sólo a su cómplice, el cual fue alcanzado por los vecinos y recibió varios golpes de “escarmiento por sus acciones”.

Las autoridades locales recibieron el reporte de la situación y alrededor de 20 policías municipales se presentaron al lugar para intentar rescatar al individuo de la turba vecinal y proceder a remitirlo a la agencia del Ministerio Público.

Sin embargo, los elementos policiacos fueron agredidos por los residentes, quienes además causaron daños en una de las patrullas municipales.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) acudieron a la zona y rescataron a los policías municipales y al ladrón, quien estaba armado.

Los efectivos estatales ejecutaron un operativo para salvarle la vida al supuesto ladrón y liberar a los uniformados municipales, sin que se hayan ofrecido pormenores de cómo se logr esto y si hubo más detenciones.´

Hace diez días vecinos de Cuanalán lincharon a un asaltante de un moto taxi, de la llamada banda "Los Pelones", quien murió a consecuencia de los golpes. En esa ocasión la policía tuvo que usar gases lacrimógenos para dispersar a la gente. 

Tres días después, el 27 de noviembre, se propagó el rumor en el sentido de que los integrantes de la banda "Los Pelones" iban a llegar a vengarse por la muerte del delincuente, lo que provocó alarma no sólo en Acolman, sino también en municipios aledaños como Otumba, Chiuatla, San Juan Teotihuacán, San. Martín de las Pirámides, entre otros.

En varias escuelas se suspendieron las clases y la policía estatal, junto con la federal, la Marina y el Ejército (Base de Operaciones Mixtas) montó un operativo en Acolman para tranquilizar a los vecinos y evitar la presunta venganza.