Hay una limpia de grupo delictivas en Chilpancingo: alcalde

Marco Antonio Leyva Mena dijo que grupos delictivos realizan una limpia de organizaciones adversarias, a cuyos oponentes golpean y exhiben en las redes sociales conmocionando a la ciudadanía.

Chilpancingo

El presidente municipal de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena, sostuvo que grupos delictivos realizan una limpia de organizaciones adversarias, a cuyos oponentes golpean y exhiben en las redes sociales, lo que genera conmoción entre la ciudadanía.

La semana pasada, se intensificó en la capital de Guerrero, el hallazgo de hombres desnudos, con huellas de tablazos en diferentes partes del cuerpo y con cartulinas en las que se les señala como ladrones de casas-habitación y de vehículos.

Varias de las sesiones de tortura en contra de presuntos ladrones se han colocado en redes sociales, lo que ha generado múltiples visitas de parte de usuarios de internet, lo que genera morbo y conmoción.

El alcalde Leyva Mena sostiene que los delincuentes están aprovechando los espacios legales que permiten que en la red se coloque todo lo que se puede grabar y retratar.

Pero también expuso la hipótesis que tiene respecto al fenómeno: “Es claro que hay una limpia entre grupos criminales, los que aprovechan una herramienta como el internet para dar a conocer dicha limpia”.

Aseguró que quienes graban dichos videos son delincuentes, porque conocen claramente a sus oponentes y las acciones van dirigidas.

Las autoridades cuando realizan detenciones, dijo que está obligadas a sujetare a protocolos, pero lo que se ha observado en los últimos días “son actos de barbarie”.  

Por esa razón, llamó a la población a no caer en el juego de quienes alimentan el morbo para generar temor entre a población.

Negó que las organizaciones delictivas estén rebasando a la policía, ya que hay una investigación en marcha junto con la Fiscalía General del Estado (FGE) para tratar de ubicar el origen de dichas detenciones y torturas.

“Nosotros no podemos caer en el argumento pueril de que son buenos (los que torturan) porque maltratan a personas y las exhiben, eso no cabe en una sociedad democrática”, apuntó.