Quiénes son los líderes de las autodefensas

Estanislao Beltrán, Hipólito Mora y José Manuel Mireles son las figuras que, dentro de las autodefensas, han asumido el liderazgo de estos grupos en Michoacán.

Ciudad de México

Agricultores y ganaderos en su mayoría, pero también profesionistas y hasta políticos, forman parte de las autodefensas de Michoacán. Todos aglutinados por el hartazgo ante las extorsiones y amenazas de los Caballeros Templarios.

A un año de su aparición en Tepalcatepec, Buenavista y La Ruana, y su extensión a más 20 municipios, se habla de cientos y hasta miles de miembros de las autodefensas.

De entre ellos, apenas unos cuantos son reconocidos como interlocutores por las autoridades federales, otros más destacaron por su liderazgo dentro del movimiento.


Estanislao Beltrán Torres

Oriundo de Punta del Agua, comunidad del municipio de Buenavista Tomatlán, Estanislao Beltrán funge como actual coordinador general de autodefensas de Michoacán.

Tiene 55 años, es agricultor y ganadero, le dicen "Papá Pitufo" por su baja estatura, complexión robusta y, sobre todo, por su larga y tupida barba.

Se fue a Estados Unidos de ilegal, a El Paso, Texas. Ahí viven sus seis hijos. Él decidió volver a tierra michoacana para hacerse cargo de sus tierras.

Hasta hace un año se desempeñaba como comisario del ejido donde tiene su parcela; es decir, como representante legal.

En ese entonces se dedicaba al cultivo y siembra de limón, cuando comenzaron las extorsiones de los Caballeros Templarios.


Hipólito Mora

Agricultor de limón de 58 años de edad, es originario de La Ruana, en el municipio de Buenavista Tomatlán.

Fue el primero en levantarse en armas contra los templarios, el 24 de febrero de 2013, tres horas antes que sus vecinos de Tepalcatepec.

El detonante fue la toma de las empacadoras de limón por parte de los templarios.

Es padre de 11 hijos, cinco de los cuales viven en Estados Unidos; el más chico de ellos tiene 15 años.

Desde hace más de 10 años tiene una afección cardiaca.


José Manuel Mireles Valverde

Descendiente de los fundadores de Tepalcatepec, es hijo de un agricultor y un ama de casa.

Su profesión de médico lo llevó a Sacramento, California, donde trabajó para la Cruz Roja.

Incursionó también en la política; en 2008 fue precandidato a diputado local migrante por el PRD.

Fue víctima de secuestro, a su padre le robaron propiedades y algunos de sus familiares fueron asesinados.

El 4 de enero sufrió un accidente cuando viajaba en una avioneta, a partir de lo cual se alejó de tierras michoacanas.

Hasta antes del accidente fue el líder más visible de las autodefensas michoacanas.


Martín Barragán Cerna

Oriundo de Tepalcatepec y político de profesión, fue dirigente municipal del PRI.

El actual alcalde, Guillermo Valencia, lo acusa a él y al ex edil Uriel Farías de atacarlo políticamente por haberles ganado en la elección interna para obtener la candidatura con la que posteriormente llegó a la presidencia municipal.


Comandante Cinco

Con ese mote se conoce al líder de las autodefensas en Parácuaro.

Oriundo de Tepalcatepec, se dedicaba a administrar 70 hectáreas de campos de limón en su municipio hasta que trabajó directamente con el doctor Mireles para la formación del grupo de autodefensa.

Su esposa e hijos viven en Estados Unidos.


Luis Antonio Torres González

Tiene 34 años y le apodan "El Americano" porque nació en Estados Unido.

En su país natal se desempeñaba como vendedor de autos en un lote de El Paso, Texas.

Señala que fue secuestrado en unas vacaciones con su familia en Michoacán, en octubre del 2012. Sus familiares vendieron terrenos e hicieron colectas para pagar los 150 mil dólares por su rescate.

Esta experiencia motivó que se sumara a las autodefensas.


Entre los firmantes del pacto de legalización que las autodefensas firmaron con el gobierno federal aparecen, además, nombres como Jesús Bucio, propietario de 60 hectáreas de aguacate en Tancítaro, a quien los templarios le secuestraron a un hijo, lo extorsionaron y le quemaron dos empacadoras.

También Adalberto Fructuoso Comparán Rodríguez, líder de las autodefensas en Aguililla, a quien el doctor Mireles identifica como miembro de los Caballeros Templarios, y a quien otros en ese municipio acusan de haber reclutado a integrantes de ese cártel.

Juanita y Beatriz son algunas de las mujeres que destacan entre las autodefensas.