Consignan a penal de Sonora a líder de Guerreros Unidos

Adán Zenen Casarrubias Salgado fue trasladado al Centro Federal de Readaptación Social número 11 de Hermosillo; el alcalde de Cocula, Erick Ulises Ramírez, continúa declarando.
El 17 de octubre de 2015 Sidronio Casarrubias, hermano de Adán Zenen Casarrubias Salgado, fue detenido.
El 17 de octubre de 2015 Sidronio Casarrubias, hermano de Adán Zenen Casarrubias Salgado, fue detenido. (@PGR)

Ciudad de México

La Procuraduría General de la República (PGR) consignó al penal federal de Hermosillo, Sonora, a Adán Zenen Casarrubias Salgado, El Tomate, hermano y presunto sucesor de Sidronio Casarrubias, en el liderazgo de Guerreros Unidos, grupo criminal al que se le atribuye la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa.

Aún no se define la situación jurídica del alcalde de Cocula, Guerrero, Erick Ulises Ramírez y de otras tres personas más detenidas por sus presuntos nexos con la organización delictiva, ya que todavía declaran en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

Junto con Adán Zenen Casarrubias Salgado fueron ingresados en el Centro Federal de Readaptación Social número 11 de Hermosillo, Armando Cuevas Padilla y Armando Cuevas Nava.

La PGR informó en un comunicado que los consignó por sus presuntos vínculos con Guerreros Unidos, grupo que opera en Guerrero y Morelos.

Son probables responsables en la comisión del delito de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea Mexicana; contra uno de ellos también se ejerció acción por delitos contra la salud.

Así lo informó la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), al señalar que esta mañana la Agencia de Investigación Criminal (AIC), coordinó un operativo para su traslado al CEFERESO 11, de Hermosillo, Sonora.

La SEIDO indicó que la captura de los tres sujetos, junto con otros cuatro, tuvo lugar este jueves 29 de octubre en el estado de Morelos.

Lo anterior como resultado de un trabajo de inteligencia que derivó en un operativo que desplegó el Ejército Mexicano en coordinación con elementos de la Policía Federal, dependiente de la Comisión Nacional de Seguridad.

Todos ellos fueron ubicados y detenidos en un domicilio ubicado en Cuernavaca, Morelos, asegurándoles seis armas de fuego –tres largas y tres cortas-, así como un paquete con heroína que tenían en su poder.

Se indicó que las otras cuatro personas seguirán a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación para deslindar responsabilidades.