• Regístrate
Estás leyendo: Las contradicciones en el río San Juan
Comparte esta noticia
Miércoles , 18.07.2018 / 11:50 Hoy

Las contradicciones en el río San Juan

Las declaraciones de cinco imputados por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa difieren en la forma en la que los asesinaron y el momento en el que arrojaron sus restos al río San Juan. 


Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

Las declaraciones de cinco imputados que aseguran haber participado de forma directa en el asesinato y desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa en septiembre de 2014 difieren en la forma en la que los asesinaron y quemaron y el momento en que se trasladaron al río San Juan para deshacerse de los restos.

Se trata de los testimonios de Agustín García Reyes, El Cheje o Chereje; Jonathan Osorio Cortez, El Jonas; Patricio Reyes Landa, El Pato; Felipe Rodríguez Salgado, El Cepillo o Terco y Miguel Ángel Landa Bahena, El Duva, Duvalín o Chequel, contenidas en la primera parte de la versión pública del Expediente Ayotzinapa.

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes señaló las contradicciones e inconsistencias entre las declaraciones en su primer informe sobre el caso y aseguró que se trata de elementos clave en la investigación porque aunque los declarantes coinciden en que los restos habrían sido recogidos y tirados al río San Juan, cambian las versiones sobre el día en que lo hicieron.

De acuerdo con Agustín García Reyes, El Chereje, y Felipe Rodríguez, El Cepillo el mismo 27 tiraron los restos de los jóvenes al río San Juan mientras que Jonathan Osorio, El Jonas, Patricio Reyes, El Pato, y Miguel Ángel Landa, El Duvalín, aseguran que regresaron por los restos un día después.

A continuación las declaraciones de dos de los indiciados.

Declaración de Jonathan Osorio Cortés 'El Jona'

El 27 de octubre de 2014, elementos de la Policía federal detuvieron a Jonathan Osorio Cortés, El Jona, y Patricio Reyes Landa, El Pato, que aseguraron pertenecer a la organización Guerreros Unidos y participar en la ejecución de los estudiantes de Ayotzinapa, a quienes quemaron en el basurero de Cocula y cuyos restos tiraron en el río San Juan.

De acuerdo con Jonathan Osorio, Patricio Reyes dijo que acomodaron los cuerpos en una especie de parrilla: “los apilaban una hilera en forma vertical y los otros horizontal como si fueran costales para posteriormente prenderles fuego con diésel y llantas, me comenta que los cuerpos tardan en quemarse bien unas cinco horas pero me dijo que los normalistas tardaron alrededor de trece horas”. (618. Tomo 1)

Osorio Cortés dijo que cuando bajaron a los estudiantes, El Cepillo, La Rana y El Duba los iban acomodando en la parte alta y plana del basurero y les iban disparando en la cabeza. Ya había como 15 muertos por asfixia. De acuerdo con El Jona, Felipe Rodríguez Salgado, El Cepillo, se hartó y se retiró. Antes de irse le ordenó que “terminara el jale”.

Luego prepararon una plancha y entre dos personas empezaron a aventar los cuerpos desde la parte alta. El fuego duró más de seis horas.

A las 13 horas del 27 de septiembre regresó Felipe Rodríguez con un cartón de cervezas. Les ordenó que atizaran la parrilla y se fueran.

Jonathan Osorio dijo que antes de retirarse observó cómo se acercaba el camión de la basura del municipio de Cocula.

El 27 de septiembre recibió un mensaje en el que El Cepillo le ordenaba que se presentara en la casa de El Pato para regresar al basurero a limpiar el lugar pero él no regresó porque se quedó en el centro realizando funciones de halcón. Supo que El Primo, El Terco, La Rana y El Bimbo llevaron cuatro costales de ceniza a tirar al río.

Declaración de Agustín García Reyes, 'El Chereje'

En su declaración ministerial, Agustín García Reyes, El Chereje, dijo que a unos estudiantes les dio un tiro en la cabeza. Dijo que recibió la indicación de buscar leña y que cuando regresó comenzaron a amontonar piedras en círculo y a acarrear los cuerpos.

De acuerdo con su versión, permanecieron en el basurero de Cocula durante 15 horas. Esperaron a que se enfriaran las cenizas, los recogieron con la mano y con botellas hasta llenar ocho bolsas negras que tiraron en el río San Juan, a 40 minutos del lugar.

Por separado, Salvador Reza Jacobo, alias El Lucas, quien declaró ser halcón del grupo delictivo, dijo que El Cheje le contó que a unos estudiantes los mataron a golpes y a otros a balazos. Que los bajaron al basurero y los quemaron, y que regresaron un día después para juntarlos en ocho bolsas grandes que arrojaron al río.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.