Ladrones se dan "festín" de autopartes en Bosques de Satélite

Por lo menos a 15 vehículos les quitaron accesorios sin que la Policía se percatara de los hechos en esta colonia de la zona sur de Monterrey,
A algunos vehículos les quitaron los espejos.
A algunos vehículos les quitaron los espejos. (Marcial Pasarón)

Monterrey

A los ladrones les bastó una hora para desmantelar por lo menos 15 vehículos estacionados en calles de la colonia Bosques de Satélite, al sur de la ciudad.

Los vecinos de ese sector nunca se imaginaron que al despertar por la mañana encontrarían sus automóviles dañados y sin algunas de las piezas.

Los hechos fueron reportados alrededor de las 08:00 del sábado, por quienes viven en las calles Paseo de la Reforma, Sn Hipólito, San Francisco y Plaza de San Pablo.

En estas calles, los delincuentes tuvieron todo el tiempo del mundo para llevar a cabo los robos, en algunos de los casos ni los protectores colocados en los espejos fueron obstáculo.

A lo largo de esas calles, los ladrones se dieron un “festín”, a sabiendas que esa colonia está inmersa en el olvido de las autoridades estatales.

Para lograr desmantelar 15 vehículos sin ser molestados, hace suponer que los rondines de Fuerza Civil no existen en esa zona.

Los ladrones se apoderaron de todos los espejos retrovisores y  tanto fue su confianza en no ser detenidos que tuvieron tiempo para quitar con cuidado los protectores de los espejos y dejarlos acomodados en medio del camellón.

Entre los vehículos se encuentran un Peugeot, Jetta,  Renault Sandero, camioneta Odyssey, Áltima, Stratus, Jeep Liberty, entre otros.

Durante un recorrido por esas calles, los vecinos aseguraron que en los cinco meses que va del año, este tipo de robos se han estado llevando a cabo.

Cada vez que a los ladrones les da la gana, llegan a sus calles y cometen los robos, coincidentemente nunca se aparece una patrulla de Fuerza Civil en esa zona.

Los robos que han sufrido han sido denunciados ante esa corporación, pero hasta el momento los rondines de vigilancia continúan ausentes y los robos van al alza.

El sábado por la mañana, elementos a bordo de dos patrullas de Fuerza Civil, tímidamente llegaron hasta el lugar, se entrevistaron con algunos de los afectados y se retiraron del lugar.

La promesa a los vecinos fue la misma: se harán recorridos y estarán al pendiente.