• Regístrate
Estás leyendo: La UNAM apuesta al deporte para sacar a narcos
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 21:03 Hoy

La UNAM apuesta al deporte para sacar a narcos

Tras 20 años en el olvido, los frontones dejaron de ser zona 'dealer' para volverse sede de una competencia de pelotaris.

Publicidad
Publicidad

Después de 20 años de olvido y un reciente doble homicidio, los frontones de Ciudad Universitaria regresaron a la vida con el campeonato nacional de frontball.

Este 8 y 9 de marzo, jóvenes pelotaris de todo el país buscarán uno de los seis boletos para viajar al mundial de esta disciplina, que se celebrará en París a mediados de año.

Al menos en estos dos días, los problemas de narcomenudeo y violencia quedarán atrás.

“Ya no te sentías a gusto, no podías caminar por los frontones porque ya sentías angustia de que te fuera a pasar algo. Y ahorita ves las canchas y dices ‘¡vamos a jugar!’. Yo digo que está muy bien la recuperación”, explicó el pelotari Rodolfo Camacho, quien es estudiante de Ingeniería.

La competencia comenzó alrededor de las 10:30 de la mañana. Las canchas limpias y las paredes recién pintadas muestran la reciente recuperación que tuvo la zona, después de que era un lugar de operación del narcomenudeo.

La zozobra que se tenía en semanas pasadas cambió por la presencia constante de seguridad interna en las principales zonas de distribución de droga. Incluso, en el punto donde balearon a dos personas hay una unidad de seguridad fija.

Pero los estudiantes no se confían y creen que en cualquier momento todo quedará olvidado y regresará la inseguridad.

“Al menos ahorita ya hay como más (vigilancia). A veces están las patrullas, pero yo siento que es como momentáneo, en lo que se calma todo esto y después van a estar otra vez aquí, van a regresar. Y es muy incómodo, primero por las miradas que te lanzaban y luego daba miedo pasar y ver que ofrecían como si nada su mercancía”, comentó Yael Martínez, de la Facultad de Ingeniería.

Para los equipos representativos de frontball de la UNAM era un problema entrenar y practicar para competencias importantes. Primero debían revisar que las canchas no estuvieran ocupadas por delincuentes. Si encontraban una disponible debían concentrarse lo más posible a pesar de la presencia de los narcomenudistas.

El 23 de febrero ocurrió una balacera a un costado de la zona de frontones, que dejó dos muertos. A partir de ese hecho, se intensificaron las labores de vigilancia en el campus y las detenciones en las inmediaciones de ciudad universitaria por parte del gobierno local, que hasta ahora suman al menos 17.

Por eso, aunque a los deportistas les gustaría que no hubiera rejas delimitando la zona, por ahora es la única respuesta a los problemas de inseguridad, pues solo ingresan personas con credencial.

“La recuperación la hemos hecho nosotros poco a poco, porque a fin de cuentas somos los que pertenecemos aquí, los que entrenamos aquí”, explicó Renata Bautista, pelotari y alumna de Filosofía.

Las autoridades universitarias confían en que el deporte erradique cualquier actividad ilícita y planean organizar más competencias nacionales en los frontones.

Aunque ahora predominan los estudiantes que practican deporte, aún quedan restos de lo que ahí sucedía, como una planta de mariguana a unos pasos de donde tiene lugar el campeonato de frontball.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.