"Nomás me dijo que estaba vendiendo varias casas y terrenos"

Éstas son las conversaciones que sostuvo un integrante de La Familia en las que habla de la venta de propiedades de 'El Chango Méndez' para reunir el dinero del soborno para liberar al hijo del capo.
Conversación entre Jaime Gutiérrez Escobedo y Roberto Contreras Betancourt (enero 29, 2015)
Conversación entre Jaime Gutiérrez Escobedo y Roberto Contreras Betancourt

Ciudad de México

Jaime Gutiérrez Escobedo, traficante de armas al servicio de La Familia, sostuvo conversaciones con su yerno Roberto Contreras Betancourt en las que habla de la venta de propiedades de 'El Chango Méndez' en Morelia y Uruapan para reunir el dinero del soborno a un juez para liberar al hijo del capo.

29 enero

Conversación entre Jaime Gutiérrez Escobedo y Roberto Contreras Betancourt

Jaime: Bueno.

Roberto: ¿Qué dice, cómo está?

Jaime: Bien, bien. ¿Qué ha habido por ahí?

Roberto: Pues todo tranquilón, este, hablé con este Juan Carlos.

Jaime: Ajá, y ¿qué dice?

Roberto: Este que el martes, el martes pasado, este que pasó.

Jaime: Ajá.

Roberto: Este le dio 20 mil pesos a Nahúm.

Jaime: ¿Cuánto le dio?

Roberto: 20 mil.

Jaime: ¡Híjole! Y a mi no me dio nada.

Roberto: Ajá, exactamente por eso le estoy avisando.

Jaime: Ah mira qué cabrón.

Roberto: Ajá, que el martes le dio 20 que para los gastos, y que ahorita ya iba a ir a firmar él también.

Jaime: Ah, ¿hoy firma?

Roberto: Ajá, si ya anda firmando y eso.

Jaime: Ajá.

Roberto: Pero si Nahúm ya recibió 20 baros, pues.

Jaime: Ah y se quedó, fíjate.

Roberto: Sí pues no nos había dicho.

Jaime: Y nomás no le contesta y está chingue y chingue la madre.

Roberto: Hey, pues ya como me dijo me pidió 20 que por mientras que para los gastos y se los llevé.

Jaime: Ajá.

Roberto: Ajá.

Jaime: Fíjate una más, que porque mañana van a desahogar pruebas.

Roberto: Ajá, sí y nos habían dicho pues, y yo dije ah cabrón.

Jaime: Sí.

Roberto: Dice no, cuando les des dinero avísame buey, porque también estamos adentro.

Jaime: Sí.

Roberto: Sí.

Jaime: Pues sí, exactamente para qué, para decirle oye cabrón.

Roberto: Porque el día de mañana pasa algo y nosotros no sabemos.

Jaime: Exactamente, este mira, a ver mañana que es lo que hay.

Roberto: Sí, no pues espero en Dios que sí.

Jaime: Y este como, como te dije ayer a lo mejor por ahí mañana traen algo.

Roberto: Ah sí.

Jaime: Pero hay que ver, dónde es, dónde están esos cabrones.

Roberto: Ahorita hablé con Juan Carlos, y él sabe donde están, y me dijo: mira ahorita andan en un cerro, porque se puso feo ahí en Uruapan, así me dio a entender.

Jaime: Ajá.

Roberto: Porque le pregunté por mi primo. Me dijo, ah pues ahorita va a llegar. Dice, ahorita me va a ver y ya te lo paso, pero ahorita andan en un cerro.

Jaime: Ajá.

Roberto: Porque se puso feo ahí.

Jaime: Ajá. Que no sospeche nada más.

Roberto: No, nada, es que tengo años, le dije, tengo meses que no hablo con mi primo buey.

Jaime: Ajá.

Roberto: Y la neta quisiera preguntarle cómo está, dice no, ahorita yo te paso el número buey.

Jaime: No, no. Mejor no le hagas por ese lado.

Roberto: Ah.

Jaime: Este, con más inteligencia.

Roberto: Ajá.

Jaime: Este, porque van a, se van a dar cuenta mejor.

Roberto: Yo le pregunté del licenciado y eso, esa fue la plática.

Jaime: Ah bueno.

Roberto: Le dije: Hay buey, ahí si ves a mi primo salúdamelo. Ya tengo un chingo que no lo veo al buey. Dice, ahorita te mando el número, me dijo.

Jaime: Ahorita andan tras ellos, ¿eh?

Roberto: Sí, me dijo que andaban fuer, que porque se les puso bien feo ahí.

Jaime: Sí, y en todo. Y también aquellos se le fueron al que rebusna.

Roberto: Sí, al burrillo.

Jaime: También se le puso, se le está poniendo bien culero, ahorita ya andan tras ellos, todos.

Roberto: Todos.

Jaime: ¿Y los Álvarez, esos bueyes qué? A esos bueyes no les van a hacer nada.

Roberto: Esos bueyes son del cartel de ahí de Guadalajara. Su carnal Manuel es el encargado de toda la, de tirar cocaína ahí.

Jaime: Ajá.

Roberto: Ajá, y Agustín fue jefe de plaza de ahí también, por eso lo balaceraon. Ese bato está balaceado, es uno más.

Jaime: Ahí en la U.

Roberto: No, ahí en León, Guanajuato. Esos son los encargados de todas las tienditas.

Jaime: Ajá.

Roberto: Nada más que nadie sabe.

Jaime: Sí.

Roberto: Sí.

Jaime: Bueno ahorita voy a ir a Uruapan.

Roberto: Ajá.

Jaime: A ver qué chingados pasa por ahí. Este, con el del grupo, y voy a ver lo del almuerzo que ya no volvieron a decir que sí.

Roberto: Ah sí.

Jaime: Sí.

Roberto: Ah, okey, no carnal.

Jaime: Con el licenciado.

Roberto: Ah con el otro Lic.

Jaime: Para tomar la zona que es la que decía Nahúm pues.

Roberto: Sí claro, claro ah qué bueno, pues ojalá todo salga bien.

Jaime: Okey, este, mañana hay que estar al pendiente.

Roberto: Sí, a ver si le manda usted mensajito ella o me lo manda a mí, a ver qué.

Jaime: A ver qué sale, sino yo te hablo para que tú estés ahí.

Roberto: Sí, está bien.

Jaime: Órale pues.

Roberto: Gracias.

Jaime: Hasta luego.


3 de febrero de 2015

Conversación entre Jaime Gutiérrez Escobedo y Roberto Contreras Betancourt.

Jaime: Buenas tardes.

Roberto: ¿Qué dice?, buenas tardes. Hablé con Mari, con la güerilla y me dice que aquí el muchacho no le contesta, porque no tienen el dinero.

Jaime: No tienen el dinero, y ¿qué pedo y cuándo?

Roberto: Entonces que hablaron con el señor aquél, pues con el que está detenido y dijo que lo conoció usted, que no se preocupara, que no le iban a quedar mal. Que si usted le daba un plazo para que pagaran, que le diera unos 20 o 25 días para que pagaran ese dinero o si salían alguien, ahí tenía casa para vender o algunos terrenos en Uruapan.

Jaime: En Uruapan y acá en Molina no tiene nada una casa o nada.

Roberto: Sí, dijo que sí tenían casas.

Jaime: Pus dile que se mutilen con una y qué cómo ves tú.

Roberto: Pues no sé usted, yo hablé con Mari.

Jaime: Con Marisa. Mira dile: mira fíjate bien como lo vamos a plantear, dile que este señor que está allá, que nos hizo el favor, se va a venir acá a More y que necesita una casa, ¿si me entiendes?, ¿cómo ves? Tú trátalo así, de esa manera.

Roberto: Ok.

Jaime: Pero una buena casita, pues ya sea ahí en la Altosano, no sé donde tengan.

Roberto: Sí claro.

Jaime: ¿En dónde tienen?

Roberto: Pues no sé, yo la verdad no le pregunté, nomás me dijo que andaba vendiendo varias casas y terrenos.

Jaime: Ajá.

Roberto: Eso fue lo que me dijo, sólo que le diga así, que se va a venir para acá el señor.

Jaime: Mira, tú dile que yo ocupo una casa porque la gen... el señor de allá se... Un señor que nos hizo el favor, porque este... Trátalo así, de que más o menos de que él... Me encargó mi paisano de allá en México, el mero patrón de ellos se viene a vivir acá a Morelia.

Roberto: Ajá.

Jaime: Entonces que el requiere una casa, si me entiendes.

Roberto: Sí.

Jaime: Entonces, ahí lo podemos agarrar para sacarle una casa mínimo, ¿cómo ves tú?

Roberto: Sí, sí está bien.

Jaime: Y ¿qué pues?, ¿cómo ves tú?

Roberto: Bien, pues yo le digo eso.

Jaime: Trátalo así de esa manera.

Roberto: Ok.

Jaime: Sale, oye y ¿qué pasó con el vigilante?

Roberto: Ah me dijo que el más básico.

Jaime: Ah mira ahorita me van a contratar como unos ocho, de 13 mil pesos en fraccionamientos. Mañana me resuelven, porque mandé a uno que estaba trabajando con los, en otra compañía, que ahorita está perreando. A lo mejor lo echo a andar en esta semana o la semana que entra diez cabrones de un putazo.

Roberto: Ah qué bueno.

Jaime: Y a 13 mil pesos, pero yo le dije lo básico, entonces yo le estaba poniendo como te dije 8, 9 y 10. Y como le dije al muchacho que andaba viendo se llama Silvino. Y le dijo, mira, ponlos en 9, 10 y 11. Y dice, no, yo estoy tratando a 13 y dije ¿no va a querer facturar?

Roberto: No que no.

Jaime: Lo podemos meter de relleno a ese, sale

Roberto: Sí, sí.

Jaime: Sale pues.

Roberto: Ándele pues.

Jaime: Ahí estamos.


5 Febrero

Conversación entre Jaime Gutiérrez Escobedo y Berenice Méndez Vargas

Berenice: Bueno, bueno, bueno.

Jaime: Bueno.

Berenice: Sí.

Jaime: Sí.

Berenice: ...

Jaime: ¿Qué pasó?

Berenice: Ah si se me corta, ando en la carretera.

Jaime: Sí.

Berenice: Iré aquí le comunico a Berenice, aquí está conmigo.

Berenice: Bueno.

Jaime: Buenas tardes Bere.

Berenice: Buenas tardes, ¿cómo está?

Jaime: Bien, bien, bien por acá y usted por allá.

Berenice: Acá también. Mire acá andamos de vagas.

Jaime: Ah qué bueno, eso es bueno. Oye, sí ¿té comentó lo de la carta que se requería?

Berenice: Sí me comentó ahora mi hermana, me comentó, este, yo pienso que no hay ningún problema. Nada más, este, quisiera verlo para platicarlo personalmente con usted.

Jaime: No, no, no, sí. Como no sé cuando puedas venir.

Berenice: Mmm, ¿Mañana es viernes verdad? ¿Tú hermano puede? Mire, si puedo ir mañana después de la comida le hablo yo temprano, como a las die... como a las once yo le estoy confirmando mañana.

Jaime: Ah ok, perfecto, está bien.

Berenice: Sí.

Jaime: Sale pues, está bien.

Berenice: Ándele pues, entonces yo le hablo a esa hora.

Jaime: Sale pues, ok, buenas noches.

Berenice: Ándele, buenas noches, bye.