• Regístrate
Estás leyendo: Juez otorga suspensión que impide captura de La Volpe
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 07:24 Hoy

Juez otorga suspensión que impide captura de La Volpe

La Segunda Sala del Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco libró una orden de captura contra el argentino por el caso de la podóloga, pero no puede ser detenido porque tiene una suspensión definitiva.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

Un juez federal evitó la detención del ex director técnico de la selección mexicana y del club Guadalajara, Ricardo Antonio La Volpe Quarchoni, porque le otorgó una suspensión definitiva que impide que se cumplimente una orden de aprehensión librada en su contra por la Segunda Sala del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Jalisco.

La orden de captura contra La Volpe tiene su origen en la investigación que se inició por la denuncia que interpuso Alma Belén Coronado, podóloga de Chivas, quien acusó al ex futbolista del delito de acoso sexual.

De acuerdo con registros judiciales, la suspensión definitiva fue otorgada a Lavolpe el pasado 12 de julio, a quien se le impuso una garantía de 50 mil pesos, dentro del juicio de amparo 848/2018; asimismo, tendrá que presentarse al juzgado cada tres días.

El juzgado Cuarto de Distrito de Amparo en Materia Penal con residencia en Zapopan, concedió la medida cautelar, que por el momento impide que La Volpe sea detenido por los delitos de atentados al pudor y hostigamiento sexual.

La Segunda Sala del Supremo Tribunal libró la orden de aprehensión en acato a un amparo otorgado por un Tribunal Colegiado a Belén Coronado, el cual determinó que sí hay elementos para ordenar la captura.

La Volpe promovió la demanda de garantías el pasado 3 de julio y ésta fue admitida un día después.

El 1 de abril de 2014, Ricardo La Volpe fue contratado para dirigir a las Chivas; 29 días después de su presentación, Jorge Vergara, dueño del club de futbol, salió a conferencia de prensa para anunciar el cese del timonel argentino, los motivos: “conducta inapropiada”.

Horas más tarde se dio a conocer que Belén Coronado había interpuesto una demanda en contra de Ricardo Antonio por acoso sexual, en la que argumentaba que después de un entrenamiento, el estratega había entrado a su consultorio en toalla a hacerle propuestas, incluso aseguró haber sido agredida físicamente.

La Volpe negó los hechos y dijo que sí había visitado a la podóloga, pero sólo para exigirle que no diera masajes con árnica a sus jugadores.

El ex director técnico nacional se sometió a una prueba de polígrafo, la cual pasó sin problema alguno, pese a que en un principio se negaba a realizarla; contrario a Belén, quien por cuenta propia se la practicó pero al no haberla realizado en una institución oficial no tuvo validez.

“Me siento enojado, fastidioso, pensando '¡pero qué estoy haciendo acá!”, declaró el argentino luego de realizarse la prueba, y en respuesta al trato recibido entabló una demanda contractual contra del club, en la que alegaba que no había sido despedido en los términos adecuados.

MILENIO publicó que el proceso legal continuó en ambas instancias, pero fue finalmente a principios de 2015 cuando el argentino de 63 años desistió y retiró la acusación contra Chivas, por lo que el equipo lo liberó oficialmente para que pudiera seguir ejerciendo en otra institución.

El 3 de diciembre de 2016, la Fiscalía de Jalisco dio a conocer que se solicitó una orden de aprehensión contra el estratega argentino por acoso sexual en contra de Belén Coronado, por lo que se revivió la pelea con Jorge Vergara, dueño del Rebaño.

Un día después, el timonel abrió una cuenta de Twitter donde se defendía de las acusaciones del empresario, quien aseguró que el caso debía resolverse.

En diciembre de 2016, La Volpe declaró que el Poder Judicial de Jalisco lo había declarado inocente porque el juez séptimo determinó que no había delito que perseguir.


VJCM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.