En joyerías del Centro hallan relojes robados

Con base en declaraciones de cuatro de los detenidos, la PGJDF hizo efectiva una orden de cateo en locales comerciales en la calle Monte de Piedad, donde encontraron parte del botín.
Rodolfo Ríos Garza, procurador del DF, ofreció detalles del caso.
Rodolfo Ríos Garza, procurador del DF, ofreció detalles del caso. (Especial)

México

La Procuraduría General de Justicia del DF vinculó dos negocios del Centro Histórico en la venta de relojes finos que una banda de delincuentes robaba a conductores, a quienes sometían con armas de fuego.

Con la declaración de Óscar Jair Hernández Cruz, Carlos Alberto Jiménez Jaimes, Luis Alberto Bautista Flores y Leopoldo Pulido Ramos, las autoridades llegaron hasta dos locales ubicados en la calle Monte de Piedad 5, colonia Centro, delegación Cuauhtémoc.

Los cuatro explicaron ante el Ministerio Público que los empleados de los establecimientos 2-B y 216 les recibían las joyas para ponerlas a la venta a un menor costo.

“Derivado de la investigación, logró establecerse que estos sujetos vendían los relojes producto del delito en dos locales comerciales dedicados a la reparación y venta de joyería, en el Centro Histórico de la Ciudad de México”, explicó el procurador capitalino, Rodolfo Ríos.

Fue así que la Policía de Investigación encontró 13 relojes de marcas como Breitling, Cartier, Paneari, Bvlgari, Hublot Geneve, Corum, Tag Heuer y Omega con un valor total de 472 mil pesos.

Los objetos se encontraban en las vitrinas al momento en que las autoridades ejecutaron una orden de cateo que giró un juez penal.

De acuerdo con las declaraciones de los presuntos delincuentes, su modo de operar consistía en ubicar vehículos de lujo en avenidas muy transitada y en zonas de alta plusvalía o comercial.

Una vez que tenían cerca a la víctima, Hernández Cruz se aproximaba y en cuestión de segundos empuñaba un arma de fuego para someter a los automovilistas y obligarlos a entregar las joyas.

En tanto, dos de sus cómplices realizaban labores de vigilancia para detectar la presencia de la policía, mientras que el cuarto copartícipe permanecía a bordo de un vehículo que usaban para escapar.

El grupo delictivo fue detenido por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina en las inmediaciones de la calle Tamaulipas, colonia Hipódromo Condesa el pasado 25 de septiembre luego de asaltar a un automovilista, a quien le quitaron dos relojes finos.

El juez 39 penal del Reclusorio Preventivo Norte les dictó auto de formal prisión por el delito de robo calificado agravado en pandilla.

“Ellos mismos reconocen dedicarse a esta actividad, tan así es que ellos nos señalan el lugar donde vendían los relojes y posteriormente la acción por parte de la procuraduría capitalina con previa autorización judicial de realizar el cateo en el inmueble”, dijo Ríos Garza.

La PGJDF hizo un llamado a la ciudadanía para localizar a los dueños de los relojes decomisados y así vincular a la organización delictiva con otros ilícitos. Hasta el momento, ningún empleado de las joyerías cateadas ha sido detenido; sin embargo, el MP continúa integrando la averiguación previa.

“Se decomisaron los relojes que ellos no pudieron acreditar de ninguna forma la propiedad de los mismos, es por eso que están asegurados y es por eso que los ponemos a disposición de ustedes”, abundó.

En septiembre, un grupo armado ingresó a Liverpool de Galerías Insurgentes para apoderarse de joyas y relojes finos, valuados en 18 millones de pesos.

El acuerdo

La SSP-DF y la Asociación Mexicana de Casas Prendarias firmaron un acuerdo para intercambiar información y establecer lineamientos como una forma de frenar la venta de productos robados.

Hasta el pasado 17 de agosto, el robo con violencia a negocios reportó una baja de 19.4 por ciento respecto al año pasado.

Las autoridades corroboraron que las casas de empeño y joyerías servían para lavar dinero a los grupos delictivos dedicados al robo de relojes y alhajas finas.