Velan a víctimas del accidente de la Carretera Nacional

Al menos dos de los seis jóvenes que perdieron la vida, son velados en sus respectivos domicilios en la colonia Nueva Estanzuela.

Monterrey

Brandon Salvador Vázquez Estrada, de 21 años, y Carlos Adrián Márquez Rodríguez, ya son velados por familiares y amigos luego de que perdieran la vida junto a sus otros cuatro amigos en un accidente sobre la Carretera Nacional.

Los restos de ambos jóvenes fueron entregados a sus familiares durante esta madrugada, y desde la mañana de este lunes empezaron a velarlos en sus respectivos domicilios de la colonia Nueva Estanzuela, al sur de Monterrey.

A las viviendas ubicadas en la calle Constitución, entre Congreso Norte y Presidencia Municipal Sur, arriban familiares y amigos de las víctimas para darles el último adiós.

Los cuerpos serán sepultados en el Parque Santo la Cruz, que se encuentra en el mismo sector, durante la mañana del martes.

Volví a nacer

Ismael es un joven de 18 años que se gana la vida llevando alegría a otros. Se pinta la cara, su nariz se vuelve roja y con peluca colorida provoca la risa de niños y jóvenes como payaso en fiestas.

Fue la madrugada del pasado domingo cuando prácticamente volvió a nacer, pues salió ileso de un accidente vial donde seis de sus amigos murieron aplastados por la caja de un tráiler.

Ismael iba a comprar de cenar, pero sus amigos lo invitaron a salir. Abordó el auto, sin saber que sería el único en retornar a casa.

"Salí a comprar de cenar, me los topé y me dijeron vámonos de rol y nos fuimos; ya cuando íbamos en la carretera se nos atravesó el camión y cuando quisimos darle la vuelta ya no pudimos".

Tras salir con apenas rasguños en la espalda, rostro y manos, el joven encontró el panorama desolador.

Hoy Ismael lamenta el accidente, pues son las heridas emocionales con las que tendrá que cargar por el resto de su vida.

"Recuerdo, nada más vi a mis amigos de reojo y cuando ya dio el impacto, me engarruñé todo, y fue cuando ya cayó todo el peso y ya salí.

"Vi los pies de mi amigo Carlos Márquez, y traté de sacarlo pero no pude, ya sabía lo que había pasado", contó el único sobreviviente de este trágico accidente.

Al lado de su casa, en un pequeño parque, el primo de Ismael plasmó un mural con los nombres de quienes murieron en el accidente. Los vecinos y amigos han dejado veladoras e imágenes religiosas.

Será este mural el que le recuerde a Ismael el día de la tragedia, justo cuando volvió a nacer.

Marcela Perales/Israel Santacruz