Detienen a presuntos asesinos de dos jóvenes en Puebla

Eduardo, un albañil de 24 años, invitó a Laura a viajar a unas cabañas en Tlaxcala. Ella aceptó; su cuerpo apareció enterrado días después en ese lugar, informó la Procuraduría estatal

Puebla

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Puebla (PGJE) detuvo a dos hombres por su probable responsabilidad en los homicidios de Judith Coatl Coaya y Laura León Ortega.

La dependencia informó que el 24 de junio pasado León Ortega, de 22 años y estudiante de gastronomía en la capital del estado, salió a las 06:30 horas de su domicilio ubicado en La Magdalena, Acajete, a bordo de su vehículo Chevy color rojo, con placas XUN8476 de Tlaxcala, con destino a su escuela, pero ya no regresó.

Al día siguiente, la familia de Laura comenzó a recibir mensajes de texto del número celular de la víctima, en donde informaban que la tenían secuestrada y exigían 500 mil pesos a cambio de su liberación, por lo que el 26 de junio interpusieron la denuncia y se inició la averiguación previa PGJP/DGICDS/AP/49/2014.

Las labores de investigación vincularon al caso a Eduardo Limón Medina, presunta pareja sentimental de la víctima, así como a Cristian Quechol Díaz, amigo de éste.

También se descubrió que el vehículo conducido por la supuesta pareja sentimental de la joven, un Volkswagen, tipo Jetta azul marino, con placas TXY2898, cuenta con reporte de robo, por lo que se ordenó su detención.

En las investigaciones descubrieron que la tarjeta de débito de Laura León Ortega fue utilizada en diferentes establecimientos cuando ella ya se encontraba desaparecida.

El 3 de julio pasado fueron detenidos Eduardo Limón Medina y/o Gerardo Juárez Sánchez, de 24 años y de ocupación albañil, quien se cambió el nombre porque era buscado por varios delitos; así como Cristian Quechol Díaz, de 22 años, obrero en una fábrica de cartón.

Al rendir su declaración ministerial Limón Medina y/o Juárez Sánchez refirió que sostenía una relación sentimental con León Ortega; sin embargo planeó privarla de la vida para después simular su secuestro, por lo que el 24 de junio la invitó a viajar a unas cabañas en Ixtenco, Tlaxcala, donde la enterró.

En la misma declaración, el inculpado refirió haber matado el 21 de marzo pasado, en colaboración con Cristian Quechol Díaz, a Judith Coatl Coaya, en San Andrés Cholula, también con la intención de pedir rescate a sus familiares.

Sin embargo, no pudieron efectuar la operación debido a que los familiares de Coatl Coaya se presentaron en el domicilio de Gerardo para pedir información de la chica, pues sabían que habían salido juntos.

Los cadáveres de ambas víctimas fueron encontrados en los lugares señalados por Limón Medina y/o Juárez Sánchez, quien junto con su cómplice será juzgado por su probable responsabilidad en los delitos de homicidio calificado y simulación de secuestro.