Muere joven ahogado en presa de Tonalá

El cuerpo de José Antonio Barajas de 17 años, quedó a una profundidad de unos seis metros de la presa. 

Guadalajara

Después de la inauguración del Cecytej Tonalá, un muchacho de 17 años fue con sus amigos a festejar a una presa conocida como La Sirenita y ahí murió ahogado la tarde de este viernes.

El cadáver de José Antonio Barajas Arellano, de 17 años, quedó a una profundidad de unos seis metros en el cuerpo acuático donde bomberos municipales lo rescataron ya sin vida para entregarlo a agentes ministeriales del servicio médico forense a las 15:00 horas.

“¡Toñito, toñito!, ¿porqué no me hiciste caso?”, gritaba la madre del adolescente a la orilla de la presa cuando los rescatistas colocaron el cadáver en la camilla del Semefo, “¡levantate!”.

Los compañeros de escuela que fueron a nadar con José Antonio la mañana de este viernes indicaron a los bomberos que el muchacho había sufrido un calambre y después salió del agua; sin embargo, nuevamente volvió a sumergirse por la parte más profunda que alcanza una hondura de unos 9 metros y ya no volvió a salir por lo cual dieron aviso al número de emergencias 066, solicitando ayuda, aproximadamente a las 12:50 horas.

De acuerdo con los datos preliminares que proporcionan los familiares, el muchacho ahogado vivía en la colonia San Gaspar.