Cae en Nuevo Laredo segundo al mando de Los Zetas

Eleazar Medina Rojas, 'El Chelelo', tiene varias acusaciones en su contra en EU por narcotráfico, violación y desaparición de personas; con él fueron detenidas otras tres personas.

Ciudad de México

Fuerzas federales capturaron en Nuevo Laredo, Tamaulipas, a Eleazar Medina Rojas, El Chelelo, identificado como el número dos del cártel de Los Zetas, organización criminal a la que regresó para dirigir, tras obtener su libertad en 2015.

En 2007, el Ejército detuvo a El Chelelo, cuando era el jefe de plaza de Los Zetas en Nuevo León, lo que permitió a Héctor Huerta Ríos, La Burra o El Junior, integrante del cártel de los Beltrán Leyva tomar el control de Monterrey.

Después, ambos cárteles formarían una alianza para enfrentar al cártel de Sinaloa que pretendía tomar el control del territorio nuevoleonés.

Este martes, un grupo de élite de la Secretaría de Marina, en coordinación con personal del Ejército, la Policía Federal, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), y de la Procuraduría General de la República (PGR), detuvo a Medina Rojas y a tres personas más en Nuevo Laredo.

Funcionarios del gobierno federal informaron que El Chelelo recuperó su libertad en 2015, tras purgar una sentencia de ocho años de prisión.

A su salida de la cárcel, regresó con Los Zetas donde logró reposicionarse y convertirse en el número dos y encabezar las acciones delictivas de esa agrupación criminal desde Nuevo Laredo, plaza que también tenía bajo su propio control.

Medina Rojas es originario de Nuevo Laredo y tiene antecedentes penales por ingresar ilegalmente a los Estados Unidos; además, tiene varias acusaciones en su contra por narcotráfico, violación y desaparición de personas en ese país.

La detención de los presuntos delincuentes se realizó cuando el personal naval que realizaba un recorrido de disuasión en calles de la ciudad de Nuevo Laredo, avistó un vehículo con cuatro personas a bordo, al cual procedió a realizarle una inspección de rutina, localizando en el interior de dicha unidad cuatro armas largas, un arma corta y aproximadamente un kilogramo de polvo blanco con las características propias de la cocaína.

Ante la flagrancia del delito y siguiendo los procedimientos establecidos, los marinos procedieron a realizar la detención de las cuatro personas.

El Chelelo fue trasladado a la Ciudad de México para quedar a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).