Fiscalía cita a declarar a comisarios por caso Chilapa

Tras reunirse con familiares de desaparecidos, el fiscal dijo que si los comisarios que encabezaron la irrupción de civiles armados no se presentan por su voluntad, se recurrirá a la fuerza pública.
Policía Federal y Ejército vigillan la zona de Chilapa.
Archivo. Policía Federal y Ejército vigillan la zona de Chilapa. (Cuartoscuro)

Chilpancingo

La Fiscalía General del Estado de Guerrero (FGE) informó que citó a declarar a los comisarios que del 9 al 14 de mayo encabezaron a cientos de civiles armados que tomaron bajo su control la cabecera municipal de Chilapa de Álvarez, si no se presentan por su voluntad, anticipó que serán requeridos con el uso de la fuerza pública.

Al término de una reunión con familiares de 16 personas reportadas como desaparecidas tras la ocupación de cinco días, Miguel Ángel Godínez Muñoz, titular de la FGE, indicó que los comisarios de los pueblos que se dicen afectados por la inseguridad en la cabecera municipal ya fueron convocados para declarar ante el Ministerio Público (MP).

Si no lo hacen, dijo que se colocarán en la posibilidad de ser requeridos con el uso de la fuerza pública, pues tienen la obligación de aportar información respecto a las detenciones que habitantes de Chilapa les atribuyen durante la ocupación que se registró del 9 al 14 de mayo.

Lo anterior, luego de una reunión en la que los padres, hermanos y esposas de los desaparecidos manifestaran su inconformidad por el hecho de que no se obligue a los comisarios a decir lo que saben sobre el paradero de sus familiares.

Godínez Muñoz charló con los afectados por separado, les explicó que hay una investigación que ya está en curso y que en todo caso, parte de la indagatoria implica citar a comparecer a los representantes de las comunidades.

Sostuvo que no hay manera de que los comisarios eludan su responsabilidad, pues es un requerimiento legal que surge de las declaraciones que ellos mismos hicieron durante los días de la ocupación, pues fue público que se colocaron al frente de los hombres armados con el argumento de que también tienen familiares desaparecidos, a consecuencia del clima de inseguridad que se vive en la zona.