• Regístrate
Estás leyendo: Internaron a colombianas en un área de hospital que no funciona
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 09:56 Hoy

Internaron a colombianas en un área de hospital que no funciona

Por la condición en que estaban era muy difícil trasladar a las jóvenes colombianas hacia la capital del país.

Publicidad
Publicidad

Las colombianas Dayana Sánchez García y Tatiana Guzmán García, muertas a consecuencia del incendio de un Ferrari Spider en la Autopista del Sol, fueron atendidas en un hospital que tiene un área especializada para la atención de víctimas de quemaduras, pero que en realidad nunca ha funcionado por falta de recursos.

Carlos de la Peña Pintos, titular de la Secretaría de Salud (Ssa) del gobierno estatal, reconoció que el área de quemados del Hospital General Raymundo Abarca Alarcón nunca ha funcionado, por lo que a las víctimas de quemaduras se les canaliza a Ciudad de México.

Recordó que el nosocomio fue inaugurado en marzo de 2012, durante la administración de Ángel Aguirre Rivero. El entonces secretario de Salud, Lázaro Mazón, anunció la existencia de un área específica para la atención de víctimas de quemaduras.

“La verdad es que esa área(...) no se terminó. Se tenían algunos equipos, pero el área de quemados tiene un alto costo y las autoridades pasadas no hicieron nada para ponerla a funcionar”, señaló De la Peña.

Comentó que en 2015, cuando comenzó el gobierno de Héctor Astudillo Flores, se revisó el área pero se le consideró inoperante, por lo que se necesita realizar un estudio profundo para determinar el costo real que tiene su puesta en marcha.

Para estar en condiciones de aperturar el área que actualmente no se utiliza en el Hospital General de Chilpancingo, lo más correcto es realizar un diagnóstico del costo que tiene adquirir el equipo, los insumos y el acondicionamiento, dijo.

Respecto al caso de Tatiana y Dayana, las víctimas mortales del caso Ferrari, apuntó que enfrentaron una situación extrema, pues presentaban quemaduras de tercer grado en 90 por ciento de sus cuerpos.

“Sus tejidos estaban prácticamente acartonados, en un nivel en que el porcentaje de mortalidad es fuertísimo; aun así se les intubó inmediatamente para contener la inflamación de las vías aéreas, el hecho de ventilarlas permitió mantenerlas un poco más con vida”.

A diferencia de otros casos, De la Peña dijo que por la condición en que estaban era muy difícil trasladar a las jóvenes colombianas hacia la capital del país.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.