Violencia en El Barretal, Padilla nos rebasó: alcalde

Eduardo Alvarado afirma que ya se tiene el control de la situación, pero no descarta otros sucesos y pide a población que denuncie.
Carretera a Padilla, Tamaulipas.
Carretera a Padilla, Tamaulipas. (Milenio Digital)

Padilla, Tamaulipas

El alcalde de Padilla, Eduardo Alvarado, reconoció que en los últimos diez días la autoridad municipal se vio rebasada por los hechos de inseguridad que se registraron, principalmente en el poblado El Barretal.

Aseguró que desde el martes se tiene garantizado el control de la situación, aunque no descartó que sucedan otros incidentes, pero invitó a la población a denunciar la presencia de personas armadas o sospechosas.

A través de un vídeo en su página de Facebook, el edil panista habló de lo ocurrido en el poblado donde recientemente han ocurrido hechos violentos, por los que comercios de su municipio y de Güémez e Hidalgo, cercanos a Ciudad Victoria, decidieron cerrar desde el lunes a manera de presión para que las autoridades atiendan la situación.

Aseguró que desde el primer día en que se alteró el orden público, el Gobierno del Estado y el municipio desarrollaron una estrategia integral para contar con policía las 24 horas del día en El Barretal.

Así mismo se tiene el apoyo del C4, el monitoreo permanente de información cruzada y patrullaje constante en los lugares que fueron vulnerados en estos días.

"Según el informe del coordinador de la Policía Estatal, desde el día de ayer (martes) se tomó el control de la situación", expresó. A sus "amigos de El Barretal" ofreció una disculpa "por no habernos pronunciado desde el inicio de tales eventos, pero cualquier dato o información, hubiera obstruido las estrategias y acciones que se tuvieron que desarrollar de manera emergente, en conjunto con las autoridades estatales y el Ejército, a fin de poder prestar garantías".

TE RECOMENDAMOS: Autoridades abordan tema de seguridad con IP

Añadió que si bien no descarta la posibilidad de un hecho futuro, "también es cierto y estoy convencido que con las condiciones actuales y tu cooperación, habremos de conservar el control y garantizar la gobernabilidad, que lamentablemente nos quitaron por unos días y, reconozco, estuvimos rebasados".

En este sentido solicitó a los habitantes el apoyo para que denuncien al número 835 324 06 07 cualquier vehículo sospechoso, personas armadas o no armadas, si escuchan detonaciones.

"En fin, cualquier cosa que nos ayude a la acción pronta para que no se repitan los hechos recientes. Anoten por ahí (el número) y lo tengan a la mano. Todas las denuncias serán completamente anónimas y confidenciales".

En enero de este año, Eduardo Alvarado, reveló que ante los hechos violentos que continuaban registrándose en su municipio, portaba un arma para defenderse, pues en sus primeros meses de administración municipal había sido víctima de intentos de extorsión y amenazas.

En ese entonces dijo que el delito de extorsión había incrementado en su municipio y afectado a cientos de familias y desplazado a otras más de la localidad.

Incluso el pasado 21 de mayo, él denunció que un trabajador de la presidencia municipal de nombre Alejandro Gómez Banda, estaba en calidad de desaparecido y aseguró que emprendería las indagatorias correspondientes conjuntamente con el Ejército y policía para dar con su paradero, aunque hasta el momento se desconoce qué sucedió.


JERR