La inseguridad cambia hábitos de mexicanos

Casi 77 millones de personas adoptaron esas medidas durante el segundo trimestre de 2014, de acuerdo con encuesta del Inegi; baja 2.2 por ciento la percepción de la criminalidad respecto al mismo ...
Operativo contra bandas del crimen organizado en la delegación Iztapalapa, DF.
Operativo contra bandas del crimen organizado en la delegación Iztapalapa, DF. (Jorge Carballo/Archivo)

México

En el segunto trimestre del año casi 77 millones de mexicanos cambiaron sus hábitos y ahora salen a la calle sin llevar joyas, dinero en efectivo o tarjetas de crédito para no ser víctimas de la delincuencia, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana.

El estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en junio pasado revela que esta cifra representa 65.4 por ciento de la población en México, que asciende a 118 millones de personas.

Sin embargo, no es la única costumbre que han modificado los mexicanos, pues 29.5 por ciento de la población dejó de visitar a sus amigos por la noche por el temor de ser asaltados, agredidos o secuestrados.

En general, la percepción de inseguridad entre los mexicanos bajó 2.2 por ciento en el segundo trimestre de este año respecto a igual periodo del año pasado.

En el estudio —que se realiza cada tres meses— se señala también que 70 por ciento de la gente considera inseguro vivir en su propia ciudad y asegura que en los alrededores de sus viviendas se consume alcohol o se cometen robos, asaltos y actos de vandalismo.

Los indicadores que mide la encuesta son el temor al delito (percepción), expectativa social sobre la tendencia de inseguridad, atestiguación de conductas delictivas y cambio de rutinas por temor a ser víctimas de criminales.

En ese sentido, 18 por ciento de la población consultada consideró que la seguridad pública mejorará y 37.3 por ciento piensa que seguirá igual.

Asimismo, 67 por ciento de los mexicanos que fueron encuestados dijo haber sido testigo de robos y asaltos en el lugar donde vive, mientras 26 por ciento escuchó disparos de arma.

En tanto, los actos vandálicos fueron presenciados por 59 por ciento de la población y 38.3 por ciento sabe de la existencia de bandas o pandillas en las inmediaciones de sus domicilios.

La encuesta consultó a personas de 18 años o más que residen en ciudades o capitales de estados  de la República con 100 mil habitantes o más.

Para realizar el estudio, el Inegi formuló cinco preguntas para evaluar la seguridad de la ciudad donde viven los encuestados y los cambios que han realizado los ciudadanos a la hora de salir a la calle o las medidas que se adoptan en torno a los hijos.

El estudio se realiza cada trimestre y en esta ocasión la muestra fue de 2 mil 336 viviendas de todas las entidades, incluidas las 32 capitales y seis ciudades con más de 100 mil habitantes.

Antecedentes

La primera encuesta se realizó en septiembre de 2013, la segunda en diciembre del mismo año y la tercera en marzo pasado.

De acuerdo con los datos de la encuesta, el año pasado hubo una caída de cuatro puntos porcentuales en la apreciación de la seguridad en las zonas metropolitanas. Mientras que el año pasado 18 por ciento de los encuestados pensaba que la seguridad mejoraría en los siguientes meses, en 2014 la cifra se redujo a 13 por ciento.

En tanto, en 2013 hasta 68 por ciento de la población dijo tener miedo al delito, mientras que en 2014 esa sensación de miedo creció a 70 por ciento.

El desempeño policiaco medido por la encuesta fue mejor, según los encuestados pues pasó de 66.7 por ciento de aprobación en 2013 a 70.4 por ciento en 2014.

Sin embargo, en junio pasado 70 por ciento de mexicanos piensa que el desempeño de las policías municipales, estatales y federales es “poco o nada efectivo”.

Temor en ciudades

La encuesta realizada por el Inegi en el segundo trimestre del año revela que siete de cada 10 mexicanos consideran insegura la ciudad donde viven.

De acuerdo con los ciudadanos encuestados, en los alrededores de sus domicilios se consumen bebidas alcohólicas, además de que se cometen robos, asaltos o actos de vandalismo.

De igual forma, 67 por ciento de las personas presenciaron asaltos en las inmediaciones de sus casas, mientras que 26 por ciento escuchó detonaciones de armas de fuego.

Pese a los resultados anteriores, 18 por ciento piensa que la seguridad mejorará en los próximos meses, mientras 37 por ciento dijo que seguirá igual.