Uso de fuerza en Tanhuato fue proporcional a la amenaza: Sales

El comisionado Nacional de Seguridad aceptó las recomendaciones que la CNDH le hizo sobre el caso y aseguró que no hubo ejecuciones extrajudiciales, solo el uso legítimo de la fuerza.
El comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, instruyó una serie de acciones luego del informe de la CNDH sobre Tanhuato.
El comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, instruyó una serie de acciones luego del informe de la CNDH sobre Tanhuato. (Omar Franco)

Ciudad de México

El uso de la fuerza por parte de la Policía Federal en Tanhuato, Michoacán, fue justificado y proporcional a la amenaza que enfrentaba, aseguró Renato Sales Heredia, comisionado Nacional de Seguridad, quien negó que se hayan efectuado ejecuciones arbitrarias.

En conferencia de prensa, Sales Heredia aceptó las recomendaciones que hizo la Comisión Nacional de Derechos Humanos e instruyó una serie de acciones para dar respuesta a los puntos que le señaló el organismo en su informe, en el cual afirma que en el rancho El Sol hubo al menos 22 ejecuciones arbitrarias durante el operativo del 22 de mayo de 2015.

En respuesta a este informe, el funcionario federal dijo que los agentes se identificaron y pidieron a los agresores deponer las armas, pero estos respondieron con fuego, por lo que las acciones policiacas fueron conforme a derecho.

Aportando contexto, Sales Heredia dijo que en aquellos meses "los elementos de la Policía Federal se habían visto en situaciones de extrema violencia. Se habían reportado acciones violentas donde murieron policías y militares.

"No se trata de una mera ecuación matemática, es evento lamentable donde fallecen 42 presuntos integrantes de la delincuencia que se negaron a deponer las armas (…), creemos que la actuación fue racional ante un escenario hostil ante tiradores. No creemos que se configure la hipótesis de ejecuciones extraoficiales", dijo.

Derivado de su informe, la CNDH solicitó el inicio de una investigación por parte de la Procuraduría General de la República y a la Comisión Nacional de Seguridad le pidió colaborar en todo momento con ésta.

Asimismo, recomendó a la CNS reparar el daño a los familiares de los 22 presuntos criminales ejecutados, a través de una compensación y acompañamiento sicológico y tanatológico.

También le solicitó fortalecer la capacitación en materia de derechos humanos de los policías federales y equiparlos con equipo de videograbación para dejar testimonio de sus acciones.

Respecto a estas recomendaciones, la CNS y la Policía Federal las aceptaron e indicaron que aportarán todos los elementos que sean necesarios para las investigaciones; a pesar –dijo– de que se tengan "puntos de vista encontrados".

En su informe sobre los hechos ocurridos en Tanhuato, la CNDH indicó que los agentes federales asesinaron arbitrariamente a 22 personas, torturaron a 3, además de sembrar armas a algunos de los presuntos delincuentes muertos, mentir en su declaración y manipular la escena de los hechos.


ERM