Inegi: 75% de los reclusos sufrió violencia psicológica

Encuesta revela que 21% de reos fue sustraído de algún lugar y encarcelado sin una orden de aprehensión, en tanto que 50 por ciento fue presionado para declararse culpable.

México

Luego de aplicar la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad 2016, a 64 mil 150 personas de 18 años y más, de los 211 mil internos en alguno de los 338 centros penitenciarios del país, 75 por ciento de ellos, sufrió violencia psicológica y 63.8 por ciento, física, en el momento de su arresto.

Al presentar dicha encuesta, que por primera vez se realiza por parte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, se advirtió que 62.6 por ciento de la muestra rindió su declaración ante el Ministerio Público, pero 50 por ciento de ésta fue presionada por las autoridades para declararse culpable.

Además, se especifica que 21 por ciento de la población que está en prisión fue sustraída de algún lugar y encarcelada sin una orden de aprehensión, en tanto que 50 por ciento de los internos se declaró inocente ante el juez.

Respecto de la corrupción, 39.3 por ciento de la población privada de la libertad fue víctima de ella en al menos una de las etapas relacionadas con su reclusión.

Se dijo que la encuesta permite estimar a escala nacional 108 víctimas de corrupción por cada mil personas privadas de la libertad al interior de los centros penitenciarios en 2016.

En cárceles federales la tasa fue de 17 víctimas de corrupción por cada mil reos; mientras que en centros penitenciarios estatales y municipales fue de 119.

Además, 66.4 por ciento de la población pagó por exentar el pase de lista, como una forma de corrupción al interior del penal.

"Como toda la información que pone a disposición el Inegi, en esta ocasión es un retrato fiel de lo que está ocurriendo en los centros penitenciarios y la experiencia que han tenido las personas para llegar a ellos, así que es el momento de comenzar a ejercer acciones en cada uno de los distinto ámbitos que las autoridades tiene atribuciones", dijo Julio A. Santaella, presidente de la Junta de Gobierno del instituto.

Acotó que "los mensajes son muy claros para las autoridades municipales, estales y federales, para las policías, de procuración de justicia y judiciales, así como para la parte de los centros de readaptación y los penitenciarios, cada uno tienen que tener acciones específicas".

Refirió que "desafortunadamente la impartición de la justicia es un proceso complicado en el que se involucran muchas etapas y que se tiene que ver que todas funciones adecuadamente".

"Esperemos que en tres años se pueda realizar otra encuesta de este tipo para saber la evolución de los resultados y, entonces, sí tener un referente en el tiempo", dijo.

En ese contexto, la encuesta, levantada de octubre a diciembre de 2016, revela que se registró una tasa de 173 personas privadas de la libertad por cada 100 mil habitantes.

Además, al ser presentados ante el Ministerio Público, 67.6 por ciento fue informado sobre el motivo por el cual lo acusaban y solo 19.8 por ciento pudo ejercer su derecho de contactarse con un abogado.

Asimismo, de la población sentenciada, 84.6 por ciento fue recluida por delitos del fuero común, mientras que 17.7 por ciento, por delitos del fuero federal . 39.3 por ciento fue condenada por el delito de robo en todas sus modalidades.

La encuesta estimó que 29.6 por ciento de la población privada de la libertad se encontraba en proceso de recibir sentencia. De este grupo, 68.9 por ciento está recluida por delitos del fuero común, en tanto que 34 por ciento por delitos del fuero federal. 27.6 por ciento está acusada por robo.

También que 43.4 por ciento de la población privada de la libertad en 2016 que se encuentra en proceso de ser sentenciada, ha permanecido recluida más de dos años, mientras que 10.8 por ciento de dicha población lleva 6 meses o menos en espera de sentencia.

En tanto, de esta población, 31.9 por ciento se sintió insegura en el centro penitenciario donde está internado y 19.1 por ciento, al interior de su celda.

La encuesta también reveló que a escala nacional, 70.1 por ciento del total de la población carcelaria en 2016 tenía dictada sentencia y 27.5 por ciento de ésta obtuvo una condena de 21 años o más.

En ese sentido, durante su estancia en prisión, 33.2 por ciento ha sido víctima de una conducta ilegal; la mayor proporción (89.2 por ciento), por robo de objetos personales, mientras que 5 por ciento fue víctima de algún delito sexual.

Respecto del nivel educativo, 68.1 por ciento de entre 18 y 39 años, sabe leer y escribir, y 72.1 por ciento, cuenta con estudios de educación básica.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]

Recomiendan no cambiar la Ley de Justicia Penal

Expertos del Centro de Investigación para el Desarrollo (Cidac) recomendaron al Senado no hacer cambios en la Ley de Justicia Penal, al diagnosticar que la falla está en falta de investigación y generación de inteligencia por parte de las procuradurías, pues no se proporcionaron cursos efectivos que permitieran a los ministerios públicos transitar a este modelo.

Al participar en el foro organizado por el Instituto Belisario Domínguez, las investigadoras María Novoa y Karla Silva, explicaron que tras un año de investigación de la aplicación del nuevo modelo, el estudio arroja que cuatro de cada 10 casos llega a un juez y los demás se quedan en las procuradurías del país, mientras que solo 16 casos tienen soluciones alternas.

Al presentar en el Senado el estudio Hallazgos 2016 Seguimiento y Evaluación de la Operación del Sistema de Justicia Penal en México, los investigadores hicieron notar que, pese a las iniciativas que se han presentado para ajustarlo, y las quejas recibidas hasta el momento, es importante que no haya cambios en este momento, hasta permitir que las autoridades involucradas lo desarrollen y lo entiendan en su aplicación.

Claves

Declaran ante MP

• A escala nacional, 47.5 por ciento de la población en alguna cárcel en 2016 que rindió su declaración ante el agente del Ministerio Público se declaró culpable. De ella, 45.7 por ciento lo hizo, en primera instancia, porque reconoció los hechos.

• Además, 33.2 por ciento de internos fue víctima de algún delito en el centro penitenciario, 89.2 por ciento, robo de objetos personales; 24.6 por ciento, lesiones, y 20.1 por ciento, pago de extorsiones.