Baja 16% índice delictivo en centro-poniente del DF

La cifra de delitos disminuyó en el primer semestre de 2014, en las delegaciones Azcapotzalco, Cuajimalpa, Cuauhtémoc, Álvaro Obregón y Miguel Hidalgo.
En las colonias conflictivas, la Pronapred intercambió juguetes bélicos por juegos didácticos.
En la zona centro poniente fueron detenidas 6 mil 615 personas, mil 294 de ellas relacionadas con delitos de alto impacto (Milenio Digital/Archivo)

México

En la zona centro–poniente del Distrito Federal, que integran las delegaciones Azcapotzalco, Cuajimalpa, Cuauhtémoc, Álvaro Obregón y Miguel Hidalgo, la incidencia delictiva bajó 16 por ciento en el primer semestre del año, acorde con la tendencia observada desde junio del año pasado.

En conferencia conjunta, los delegados en esas demarcaciones, acompañados por personal del C4 de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, informaron de los operativos y programas para combatir el delito.

El delegado de Cuajimalpa, Adrián Rubalcava, precisó que durante el periodo que se informa, en la zona centro poniente fueron detenidas 6 mil 615 personas, mil 294 de ellas relacionadas con delitos de alto impacto, y quedaron desarticuladas 75 bandas y 154 células delictivas.

El mayor índice de disminución, en orden descendente, se presentó en el robo a vehículo, el robo a transeúnte, el robo a negocios con violencia y el robo a camiones repartidores.

Por su parte, el primer inspector Gerardo Bucio, junto con la inspectora Susana Sánchez, ilustraron con sendos videos la manera en que opera el sistema de vigilancia a través de videocámaras en las calles, que permiten dar seguimiento en tiempo real de los delitos, lo cual ha permitido la detención en flagrancia de numerosos delincuentes.

Cada uno de los delegados que integran la zona centro–poniente del Distrito Federal dio un informe particular de las principales acciones tomadas en sus respectivas demarcaciones, para contribuir al mejoramiento de la seguridad en función de las características de cada una de ellas.

El delegado en Cuauhtémoc, Alejandro Fernández, habló de los programas para controlar y erradicar la venta y consumo de bebidas alcohólicas en tianguis y mercados y de la sustitución de luminaria en colonias con problemas de seguridad.

Expuso que los recursos destinados a la inversión provienen de fondos federales en 71 por ciento y sólo 28 por ciento son recursos locales.

El jefe delegacional en Álvaro Obregón, Leonel Luna, destacó el rescate de los espacios públicos más importantes de la delegación, con una inversión de 170 millones de pesos y los acuerdos de coordinación con las empresas de seguridad privada encargadas de la vigilancia de las plazas comerciales.

Mencionó la reanudación de los trabajos para introducir el agua potable en San Bartolo Ameyalco, donde en meses pasados ocurrió una trifulca supuestamente promovida por los piperos que se oponían a estas obras por frenar su fuente de ingresos.

De acuerdo con Leonel Luna quedó aclarado que el agua del manantial es para los habitantes y que nunca se pensó en desviarla para otra zona y eso permitió reanudar los trabajos.

En su oportunidad, el delegado en Azcapotzalco, Sergio Palacios, atribuyó los buenos resultados en materia de seguridad al Centro Azcapotzalco de Respuesta a Emergencias (CARE), al que están conectados 52 mil alarmas vecinales, la red más grande de la ciudad y que por su éxito se está pensando en replicar en otras delegaciones.

En tanto, el delegado en Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo, se refirió al programa Sendero Seguro en su demarcación complementado con otras acciones administradas desde la Coordinación Central de Inteligencia, esquema precursor de los gabinetes de seguridad pública y procuración de justicia.