Incendio consume 4 jacales en Valle La Rosita

El siniestro comenzó presuntamente por un corto circuito en una vivienda deshabitada y se extendió hasta otras tres donde el fuego consumió todas las pertenencias de quienes ahí habitaban.
Los vecinos no descartan la posibilidad de que el incendio fue intencional.
Los vecinos no descartan la posibilidad de que el incendio fue intencional. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Cuatro viviendas construidas con cartón y madera de la colonia Valle La Rosita, junto con todo lo que se encontraba en su interior, fueron arrasadas por el fuego que se inició en una de ellas, presuntamente por un cortocircuito, mientras que algunas personas no descartan que haya sido de manera intencional.

El siniestro que inició a las 16:00 horas en la manzana 168 del bulevar Nueva Laguna, movilizó a personal de bomberos que acudieron a bordo de cinco camiones extintores, ya que las llamas se propagaron de manera inmediata y existía el temor de que llegara a otros jacales.

El incendio dejó a 3 familias sin un lugar para pasar la noche, situación que empeora por no contar de momento con nada material.

Personal del departamento de Protección Civil acordonó el área a 100 metros a la redonda para evitar la llegada de curiosos, mientras que los bomberos desde diferentes puntos lanzaban chorros de agua hasta lograr controlar la situación después de media hora.

Afortunadamente al momento del incendio nadie de los moradores se encontraba, no obstante algunos familiares que conocieron del hecho acudieron de inmediato con intención de sacar algunas cosas, por lo que solo quitaron los cilindros de gas para evitar una posible explosión.

Respecto a los muebles, enseres del hogar, ropa, calzado y todo lo que había en el interior de las viviendas fue consumido por el fuego, dejando a tres familias sin un lugar para pasar la noche, situación que empeora por no contar de momento con nada material.

José Alberto Pérez Ponce y la señora Natalia son dos de los afectados que llegaron posteriormente, llevándose la desagradable sorpresa al ver que los bomberos removían escombros, mientras que de sus pertenencias nada se salvó.

Los vecinos no descartan la posibilidad de que el incendio fue intencional, ya que inició en el último jacal, que de momento se encuentra deshabitado y donde comúnmente se reúnen vándalos, de lo que ya habían alertado a la Dirección de Seguridad Pública Municipal.