El incendio del Mercado de Abastos deja sin casa a 53 familias indígenas

El Ayuntamiento de Guadalajara anunció apoyo a las personas afectadas; hasta ayer se desconocía lo que ocasionó el fuego.
El fuego inició en la madrugada
El fuego inició en la madrugada (Cortesía )

Guadalajara

El incendio registrado la madrugada de ayer en el Mercado de Abastos no sólo destruyó tres bodegas, también dejó sin techo a varias familias purépechas. 

En uno de los predios afectados vivían 35 familias de escasos recursos oriundas de Michoacán, quienes dormían en improvisadas casas de cartón y madera las cuales quedaron calcinadas por las llamas. 

Ramón llegó a Guadalajara con su familia hace aproximadamente cinco años, ya que venían huyendo de la violencia generada en la entidad vecina por Los Caballeros Templarios.

Vino a la ciudad procedente de Zacapu, Michoacán, un pequeño pueblito cercano al centro del estado, con la intención de darle una vida mejor a su familia.

Juntando basura en la calle, vendiendo tierra para macetas y rentándose como cargador en el Mercado de Abastos, Ramón, comenzó a ganar algo de dinero.

“Después de trabajar mucho para construir mi casa y para sacar a mi familia de la miseria nos pasa esto”, cuenta Ramón con voz entrecortada mientras cruza los brazos.

El hombre observa fijamente el sitio donde estaba su casa y dice: “Ahora no me queda de otra más que trabajar y salir adelante, comenzar de nuevo pues”. 

Más tarde, el Ayuntamiento de Guadalajara anunció mediante un boletín de prensa que las 35 familias que perdieron sus casas recibirán apoyo para comenzar de nuevo con su vida. 

El DIF del municipio comenzó a distribuir despensas, ropa y colchonetas entre los damnificados. 

El siniestro que afectó a estas personas inició a la 1:15 de la madrugada y además de bomberos tapatíos se necesitó la colaboración de Tlaquepaque, Tonalá y Zapopan.

De acuerdo con las autoridades las llamas afectaron tres bodegas y el terreno donde estaba el asentamiento humano. 

Peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), indagan para establecer qué fue lo que provocó el incendio.