No hay restos útiles para identificar a jóvenes de Tierra Blanca: Campa

El subsecretario de Derechos Humanos de la Segob, Roberto Campa, dijo que ya terminó el análisis de los restos encontrados en el rancho El Limón y que ninguno correponde a los 5 jóvenes.
Rubén Pérez Andrade, el octavo elemento de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz detenido por la desaparición de 5 personas en Tierra Blanca, declaró que los jóvenes fueron asesinados.
Rubén Pérez Andrade, el octavo elemento de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz detenido por la desaparición de 5 personas en Tierra Blanca, declaró que los jóvenes fueron asesinados. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa, dijo que ya no hay restos útiles para la identificación de los cinco jóvenes que desaparecieron el 10 de enero en Tierra Blanca, Veracruz. 

En entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula, Campa dijo que ayer informó en una reunión con familiares de las víctimas que el análisis de los restos humanos hallados en el rancho El Limón, en Veracruz, había concluido.

"Se les informó a los familiares de Tierra Blanca que se concluyó el trabajo de laboratorio con los fragmentos encontrados en el rancho El Limón. La conclusión es que ya no hay restos que sean útiles para la identificación de los cinco jóvenes, esto se les informó con detalle", dijo el funcionario federal.

Explicó que todos los restos encontrados en el rancho han sido analizados, sin embargo, hay algunos a los que ya no se les pueden hacer más pruebas ya que "están totalmente calcinados, fueron pasados por una especie de molino, esto por la especie en la que están cortados, son fragmentos pequeñísimos".

Campa dijo que por la desaparición de los jóvenes han detenido a cuatro de cinco personas identificadas como probables responsables.

En la reunión de ayer se informó que dos de los detenedios confirmaron con su testimonio la hipótesis de las autoridades respecto a que los cinco jóvenes fueron retenidos por policías estatales y entregados a un grupo criminal, para ser asesinados.