Ejecutan a 3; investigan si eran huachicoleros

El primero fue sorprendido al salir de una tienda en China, Nuevo León, los otros dos fueron baleados a bordo de una camioneta, en General Bravo.

Monterrey

En cuatro horas y en una distancia de 12 kilómetros, tres personas fueron ejecutadas en los municipios de China y General Bravo.

El primero de los hechos sucedió alrededor de las 16:10 del sábado afuera de una tienda de autoservicio ubicada en la carretera a Reynosa y Libramiento a Bravo, a la entrada de China.

TE RECOMENDAMOSEsperará Gobierno resoluciones sobre 'cobijagate'

En ese lugar los sicarios atacaron a balazos a un hombre, presuntamente relacionado con una banda de robo de combustible, práctica conocida como huachicoleo.

El hoy occiso fue identificado como Roberto Ramírez, de aproximadamente 37 años, cuyo cuerpo quedó sobre el auto Zuzuki en color arena y con placas STM-5268. De acuerdo a versión de testigos, Ramírez, quien vivía en Monterrey, pero era conocido en China, acababa de salir de la tienda cuando fue sorprendido por los pistoleros, quienes lo coparon.

Según señalaron, unos sicarios se colocaron por el lado derecho del vehículo, desde donde lo rafaguearon, mientras que otros se colocaron por el ladro izquierdo y le dispararon con armas cortas.

Lo anterior fue corroborado por los peritos, quienes en el lugar recolectaron 20 casquillos: 14 calibre 223, y 6 calibre 9 milímetros.

TE RECOMENDAMOS: Alza de peajes sorprenderá a regios en verano

Apenas los peritos terminaban con las labores de investigación de campo, cuando fueron notificados de otras dos personas ejecutadas a bordo de una camioneta pick up por la misma carretera a Reynosa, pero en el kilómetro 122.

Los agentes ministeriales se trasladaron hasta el lugar que se encuentra a la altura de Los Arcos que es la salida de China y entrada a General Bravo.

En ese lugar fue encontrada la camioneta Chevrolet doble cabina afuera de la carretera y en su interior se encontraban los cuerpos de dos hombres de aproximadamente 35 años.

Por la posición en la que se encontró la camioneta se presume que los hombres fueron atacados mientras circulaban, pues hay huellas de choque y el parabrisas delantero tiene múltiples impactos de bala.

Los cuerpos quedaron en el interior de la camioneta, donde se encontraron casquillos de grueso calibre y las autoridades investigan si ambos casos tienen relación con la misma banda de huachicoleros del sector.