‘Huachicoleros’ venden la gasolina hasta en 7 pesos

De acuerdo con el Inegi, en 2015 había en Puebla 208 mil menores trabajadores, muchos de ellos como ‘halcones’ en el ‘Triángulo Rojo’.

México

Con precios inferiores a los 7 pesos por litro, la gasolina de los huachicoleros es un atractivo para muchas personas, quienes alimentan un negocio que, según expertos, las autoridades dejaron crecer “irresponsablemente”.

Dentro de Puebla se conforma el Triángulo Rojo, un conjunto de municipios —entre ellos Quecholac, Acatzingo y Acajete— en los que la ordeña se ha convertido en un jugoso negocio.

Diana, quien acude regularmente a Ciudad Serdán para comprar gasolina a unos huachicoleros, reconoce que lo que hace “no es algo legal”, pero argumenta que le beneficia ahorrar en gasolina porque su sueldo “no es el mejor”.

“Al principio no quería, pero al darme cuenta de cómo se maneja el gobierno, que ellos sí pueden robarnos... sé que lo que hago es un delito, pero también ellos lo cometen, no es una justificación”, pero, dijo, ayudaría si hubiera mejores condiciones laborales.

A principios de noviembre, podía encontrar la gasolina Premium por 5 pesos el litro, y actualmente está a 7 pesos, 61.5 por ciento por debajo del precio en las estaciones de servicio.

No cualquiera puede comprar combustible a los huachicoleros, cuenta, se necesita ir acompañado de alguien de confianza. En caso contrario, ellos niegan tener gasolina para vender.

Diana sospecha que cuentan con la complicidad de las fuerzas de seguridad, porque “están muy tranquilos”.

La primera vez que fue a comprar, hace aproximadamente seis meses, les preguntó a los vendedores si habría problemas con los policías y ellos le contestaron que su negocio “era muy seguro”.

El año pasado se popularizó una imagen del Santo Niño Huachicolero, una figura del niño Jesús con un garrafón de gasolina que fue criticado por el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez, quien dijo que es “una distorsión de la devoción”.

De acuerdo con datos de Pemex, el robo de hidrocarburos en Puebla, uno de los estados en los que este delito golpea con más fuerza, aumentó en 2015 en 134 por ciento respecto al año anterior.

El experto en seguridad pública Guillermo Alberto Hidalgo señaló que el robo de combustible se lleva dando desde hace años y “se dejó crecer de una manera irresponsable”, hasta llegar a ser un negocio de los pueblos inmiscuidos en la región.

Aseguró que hay niños que cobran hasta 12 mil por ser halcones, mientras que los adultos pueden recibir hasta 30 mil pesos.

De acuerdo con el Modulo de Trabajo Infantil del Inegi, de octubre a diciembre de 2015, 208 mil 450 infantes en ese estado, cuyas edades van de 5 a 17 años, son víctimas de la explotación laboral.

El informe detalla que 93 por ciento lo hace en actividades “no permitidas”; sin embargo, no menciona nada sobre los huachicoleros.

El conteo del Inegi de ese año reportó la existencia de un millón y medio de niños en Puebla, de los cuales 109 mil no asisten a la escuela.

El presidente municipal de Tepeaca, David Edgardo Huerta, reconoció en septiembre pasado que las bandas de huachicoleros en la región “usan a menores de edad”.

En tanto, el gobernador de Puebla, Antonio Gali, aceptó que la ordeña de ductos en la entidad es el delito a combatir.

En entrevista con MILENIO, el director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México, Juan Martín Pérez, aseguró que con la participación de niños con los huachicoleros es el momento de recuperar los protocolos de actuación de las fuerzas de seguridad en escenarios de crimen organizado, coordinado por la Secretaría de Gobernación y signado en 2011.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]