Los hermanos Yáñez, artífices de la victoria de 'Cuau'

A Roberto Carlos y Julio César Yáñez se les vincula con Federico Figueroa, supuesto líder de 'Guerreros Unidos', hecho que fue denunciado en 'narcomantas' en mayo de 2015.
Roberto Carlos Yáñez Moreno.
Roberto Carlos Yáñez Moreno. (Javier Ríos)

Morelos y México

Roberto Carlos Yáñez Moreno, uno de los colaboradores más cercanos al alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, es señalado por las autoridades estatales de influenciar en la oposición del ex futbolista al mando único y con ello favorecer a la delincuencia.

Yáñez es uno de dos hermanos que se han hecho del control del Partido Social Demócrata en Morelos, y se dice que fueron los artífices de la candidatura y el triunfo de Blanco.

Es secretario general del ayuntamiento. En 2013 se desempeñó como diputado local, y desde la tribuna en febrero de ese año pidió al gobernador Graco Ramírez pactar con la delincuencia para controlar la violencia en el estado.

En esa ocasión consideró que debido a que la delincuencia estaba desbordada y el estado rebasado, se debía pedir una tregua para hablar y tratar con los delincuentes.

Al planteamiento específico que reiteró el entonces diputado por Twitter al gobernador, éste respondió que la propuesta era inimaginable y la rechazó con la advertencia que ni él ni nadie de su gobierno pactarían con el crimen organizado.

El otro hermano, Julio César, funge como diputado local por el partido que postuló a Blanco.

Ha sido integrante de las comisiones de Justicia y se ha pronunciado contra el mando único en Cuernavaca.

A ambos se les vincula con Federico Figueroa, supuesto líder de Guerreros Unidos, hecho que fue denunciado en narcomantas en mayo de 2015.

Figueroa se desempeña como mánager de diversos cantantes, y ha desmentido en varias ocasiones sus vínculos con el crimen organizado.

Incluso, acudió en dos ocasiones ante la fiscalía del estado para declarar en torno a los señalamientos, al igual que el entonces diputado, Alfonso Miranda, presunto tío de Santiago Mazari Miranda, líder de Los Rojos, grupo rival de Guerreros Unidos.

Sin embargo, dos hijos de Joan Sebastian y algunos de sus colaboradores han sido asesinados en los últimos años en hechos no del todo esclarecidos.

En agosto de 2006, mataron a Trigo de Jesús Figueroa al término de un espectáculo de su padre en Mission Texas, Estados Unidos.

Según las versiones oficiales, el hijo del cantante coordinaba la seguridad de su padre. Después del espectáculo algunos admiradores insistieron en verlo y al hacerse de palabras con Trigo, uno de ellos le disparó en la cabeza.

Cuatro años más tarde, Juan Sebastián Figueroa González fue asesinado a tiros al salir del bar Grand Hotel, en Cuernavaca, donde se hizo de palabras con personal de seguridad que le negó la entrada.

Ese mismo año, Abel Uribe Landa, colaborador del cantante, fue localizado en San Andrés Guerrero con signos de tortura.

También se incluyó en las acusaciones al encargado de Seguridad Pública de Cuernavaca, Carlos de la Rosa, quien ocupó unas horas el encargo debido a la entrada del mando único.

Se le vincula con el ex procurador morelense José Luis Urióstegui, quien presidió la Barra de Abogados y fue candidato a la alcaldía por partidos de izquierda.