Ascienden de rango a militares muertos en ataque a helicóptero

La Sedena acordó ascender 'post mortem' a los soldados que murieron el 1 de mayo, cuando integrantes del cártel de Jalisco derribaron con un lanzacohetes el helicóptero Cougar en el que viajaban.
Atentado contra el helicóptero de la Fuerza Aérea del 1 de mayo.
Atentado contra el helicóptero de la Fuerza Aérea del 1 de mayo. (Nacho Reyes)

Ciudad de México

La Secretaría de la Defensa Nacional comunicó al Congreso su decisión de ascender de rango a los militares muertos en la operación contra el Cártel de Jalisco Nueva Generación, el 1 de mayo, en esa entidad.

En un oficio remitido a la Comisión Permanente se informó que la Sedena acordó el ascenso 'post mortem' para los fallecidos capitanes segundos de infantería, Sergio Gabriel Ugalde y Julián Palacios; al piloto aviador Luis Alonso Lara y al teniente de infantería, Rolando Cruz.

Además del subteniente de Fuerza Aérea, Miguel Ángel Jarquín; los sargentos segundos de infantería, Alberto Sánchez y Diego Pedraza; de la Fuerza Aérea, Germán Zamora, y al soldado de policía militar, Enoch Altunar.

En el oficio emitido por el subjefe administrativo y logístico del Estado Mayor, general David Córdova, se da cuenta de los pormenores del operativo de 1 de mayo.

"Los militares recorrían (en ese operativo) la ruta Casimiro Castillo-Villa Purificación en Jalisco, para realizar reconocimientos aéreos a bordo del helicóptero Cougar, para la captura de un blanco de interés prioritario del gobierno federal", se lee en el documento.

De acuerdo con la Sedena, se inició una persecución de un grupo de vehículos con personas armadas que formaban parte del círculo de seguridad del objetivo, quienes agredieron con disparos de armas de fuego a la aeronave, impactándola con un cohete en el rotor de cola, lo que obligó a realizar un descenso de emergencia en un área arbolada, lo que ocasionó que la aeronave se incendiaria y ahí perdieran la vida el citado personal.