• Regístrate
Estás leyendo: Hallan restos de obrero bajo ruinas de incendio
Comparte esta noticia

Hallan restos de obrero bajo ruinas de incendio

Terminó la esperanza para su familia

Los compañeros de Pedro Martín Herrera García se mostraron tristes tras confirmarse que él perdió la vida en el feroz siniestro de la compañía Maquiladora de Lubricantes
Publicidad
Publicidad

Aunque era mínima, la señora Alma García siempre alimentó la esperanza de encontrar con bien a su hijo; de volver a verlo y abrazarlo, como antes.

Pero no hubo buenas noticias. Los restos del joven fueron hallados la tarde de ayer entre los escombros que quedaron tras el incendio en una empresa recicladora de aceites lubricantes, en Salinas Victoria.

Pedro Martín Herrera García tenía 26 años de edad y tres laborando en la compañía Maquiladora de Lubricantes, ubicada en el kilómetro 30 de la carretera a Colombia.

“Nunca faltaba. Era muy responsable. Era muy buen padre de familia, porque a pesar de tener nada más a una hija, su esposa tiene otros tres hijos, él los quería a todos”, comentó la señora Alma García, madre de Pedro Martín.

"Era muy alegre. Era siempre alegre y muy servicial”, relató la señora Alma García, madre de Pedro Martín. (Foto: Especial)

Los restos carbonizados del joven fueron localizados en el ala norte de la nave que colapsó durante el siniestro, ocurrido el pasado martes.

Las costillas, algunas vértebras y parte de la pelvis, fueron recuperados por los agentes de Servicios Periciales bajo una caldera que se utilizaba para calentar el aceite automotriz.

Los compañeros de Herrera García se mostraron tristes tras confirmarse que él perdió la vida. La mamá lo describió como una buena persona.

“Sí, mi hijo es muy querido y muy apreciado. Tenía muchos amigos en todos lados. Era muy alegre. Era siempre alegre y muy servicial”, relató el ama de casa.

Pedro Martín era supervisor de área en Maquiladora de Lubricantes. Aunque creció en Residencial El Castillo, en Santa Catarina, de casado se mudó a la colonia Héroes de Capellanía, en García.

Allí vivía con su esposa y su hija de 4 años, además de los tres niños que su pareja procreó en su anterior matrimonio. El joven esperaba el próximo domingo para reunirse con sus seres queridos.

“El día 12 (de junio) me habló por teléfono y me preguntó que qué íbamos a hacer para (festejar) el Día del Padre. (Me preguntó) Que si hacía el pollo que a él le gustaba mucho. Él tenía planes”, relató la señora.

Alma García lamentó el accidente laboral que le costó la vida a Pedro, el mayor de sus tres hijos.

Ella relató que hace unas cuantas semanas, tras un siniestro similar ocurrido en Santa Catarina, el joven obrero le expresó su intención de abandonar ese centro de trabajo, ante el riesgo que a diario enfrentaba al estar cerca de las calderas y de los contenedores con aceite hirviendo.

“Para mí fue una tragedia lo que pasó aquí porque, igual, ellos pueden volver a hacer ese edificio y contratar a otra persona, pero a mi hijo nadie me lo va a regresar nunca”, concluyó el ama de casa.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.